Desmontando el 'Caso Maloma'

- Anónimo.

Viendo las continuas difamaciones por parte de la prensa española y extranjera hacia la causa saharaui, me veo obligado a salir en defensa de mi nación. Unas difamaciones gratuitas que están manchando la causa saharaui. Se trata del caso de Maloma, la joven que fue a visitar su familia al Sáhara Occidental y se denunció por parte de su familia adoptiva, prensa e incluso el propio ministro Margallo que estaba secuestra y/o retenida por su familia natural. Así que debido a este desprestigio absoluto y calumnias falsas, voy a esclarecer el caso y, esperemos, tras esto, se acaben las faltas al honor del pueblo saharaui y en especial, a su causa.


Maloma llegó a España (Sevilla) en 2005, estudió y mantuvo una relación. Ya con la mayoría de edad, sus padres de acogida movieron los hilos para formalizar los papeles para la obtención de la nacionalidad española y poder así recibir los apellidos de estos sin previo aviso a su familia biológica. un grave error en la cultura saharaui. Una vez hecho esto, Maloma viajó  con su padre adoptivo a visitar su familia biológica en Tinduf. Según relata ella, fue secuestrada por su familia biológica y agredida por un hermano. A esto hay que sumarle que no hay ningún papel que indique que sus padres de acogida españoles son sus tutores legales.

Luego de 4 meses sin noticias de ellas, a finales de Abril aparecían dos vídeos en los que se ve a una Maloma feliz, integrada y querida por su familia biológica. Por si fuera poco la evidencia mostrada, aparece otro en las redes en que la propia Maloma reconoce ''Nadie me maltrata, nadie me tiene secuestrada'.'

Uno de los vídeos lo publicó este medio y se encuentra aquí: Vídeo de Maloma.

El segundo es este:



Entiendo que la familia de acogida de Maloma no de credibilidad al vídeo, entre otras cosas, según fuentes familiares, porque creen que la joven estaría obligada a la hora de contestar en el ambiente en el que se ha grabado, además de entender que una foto con el hermano "no prueba que esté a gusto en los campamentos.'' Tienen la libertad de creer lo que quieran, pero la realidad es esa y hay que aceptarla. Además de ser la única prueba que indica lo contrario al secuestro.

Una vez clarificado este caso, veamos a dónde nos lleva la coyuntura que ha generado varios choques entre los familiares de Maloma y varias asociaciones saharauis y a escala mayor, las relaciones entre el Polisario y España sufren tensiones.

Exteriores utiliza las vacaciones de miles de niños/as saharauis para traer a Maloma.

La política exterior de España retiene a miles de niños/as saharauis en los campamentos por el caso Maloma. Actualmente, alrededor de 4.300 menores saharauis que pasan el verano en España, entre ellos, muchos reciben asistencia sanitaria urgente, ahora su futuro es incierto e impredecible. No saben si irán este verano con una familia de acogida o se quedarán en el cálido verano de los campamentos de refugiados saharauis, además de poner trabas sobre los visados colectivos para ralentizar su proceso.



Caricatura de Margallo de Álvaro Martínez.