La víctima de la explosión de una mina en el Sáhara Occidental sigue estable en la UCI




Mijek, 02 Junii de 2019. -( El Confidencial Saharaui) 

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Los heridos en un helicóptero a su llegada a los campamentos/ECS



Una de las víctimas de la explosión de un artefacto en el Sáhara Occidental este domingo, continúa en la UCI del Hospital General pero su situación de salud es estable, por lo que su evolución es buena dentro de la gravedad, informan a El Confidencial Saharaui fuentes del hospital.

Fueron trasladados anoche desde la tercera región militar saharaui en estado grave al Hospital en los campamentos saharauis, donde la intervinieron de las heridas con el temor de que pudieran haber causado lesiones graves que, en principio, se han descartado.

Aunque continúa en la UCI, está estable y goza de "unas condiciones buenas de salud", ha subrayado un funcionario del hospital en declaración a El Confidencial Saharaui. Según la misma fuente, la otra víctima está en una situación grave y se someterá hoy a una operación quirúrgica.


Las minas marroquíes continúan matando a saharauis

Un soldado saharaui de 40 años perdió la vida y otros dos resultaron gravemente herido tras explotar una mina antitanque en la localidad de Lgaidia en la región de Mijek, Sáhara Occidental, según informa la defensa saharaui.

De acuerdo con la misma fuente, la tragedia ocurrió este sábado en la tercera región militar saharaui de Mijek, en el Este del Sáhara Occidental, en los límites con el muro de la vergüenza construido por Marruecos.



Las dos víctimas graves fueron evacuados en un helicóptero de la Minurso hasta los campamentos de refugiados saharauis. El fallecido, Laman Uld Jadyii, es el jefe de la unidad militar que patrullaba a lo largo del muro marroquí.

Se supo, además, la explosión cercenó la pierna de uno de los heridos por la detonación que se generó cuando, al parecer, su vehículo pisó el artefacto, y este se explotó dejando cuatro víctimas de las fuerzas Armadas saharauis.

El estallido cercenó de inmediato una de las piernas de un soldado que realizaba su trabajo para mantener la seguridad y la estabilidad en esa zona, mientras que su compañero de trabajo también fue alcanzado por la explosión.



Los dos hombres fueron rescatados por un helicóptero de la misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO, que fue enviado desde su base establecida en la zona para que los trasladara a un centro médico.