La flota europea espera empezar pronto a faenar ilegalmente en aguas saharauis




Madrid, 06 Junio de 2019. -( El Confidencial Saharaui)

Por H. Mohamed/ECS.

El gobierno de Marruecos ya ha aprobado el acuerdo de pesca con la UE que incluye en sus protocolos la inclusión de las aguas adyacentes del Sáhara Occidental.

Durante manifestación 



Por su parte, el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat, espera que la flota pesquera española vuelva a faenar en los caladeros "marroquíes" y los del Sáhara Occidental ocupado a finales de junio, después de que el Parlamento de ese país ratifique el nuevo acuerdo de pesca con la UE, según informa Efe.

Según el responsable de Cepesca -entidad que representa a los armadores españoles-, la tramitación del tratado ha sido “especial” por asuntos que generaron controversia entre los eurodiputados, como la inclusión de las aguas del Sáhara Occidental.

De este acuerdo se beneficiarán más de 90 buques españoles, fundamentalmente de cerco y palangre de fondo de la zona de Barbate, Algeciras y Tarifa (todos puertos gaditanos), además de algunos procedentes de Galicia y Canarias.

Los diputados del Parlamento Europeo votaron el pasado mes de febrero sobre el proyecto de acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos. No obstante, la gran mayoría de las capturas efectuadas en virtud de este acuerdo se efectuarán en aguas del Sáhara Occidental, ocupadas por Marruecos. Este acuerdo contraviene al derecho internacional y viola las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de febrero 2018 y diciembre 2016.

Además, votando a favor del acuerdo, acaban de convertir a los consumidores europeos en rehenes y cómplices de nuestra irresponsabilidad. La Comisión Europea ha reconocido que no va a poder diferenciar productos marroquíes de los saharauis, ya que en el etiquetado de ambos aparecerá como lugar de procedencia “Marruecos”. 




Por lo tanto, a partir de ahora, los consumidores tienen dos opciones: hacer como si nada y ser cómplices de la ocupación ilegal del Sáhara Occidental o dejar de comprar productos marroquíes hasta que la Comisión les pueda asegurar que no están manchados de ocupación.

La UE y Marruecos llegaron a un acuerdo el pasado 20 de julio de 2018 para renovar su acuerdo pesquero. 

Bruselas pagará a Rabat por el acceso a sus aguas y las acuas del Sáhara Occidental una media anual de 52 millones de euros. cambio, 
Marruecos permitirá faenar en sus aguas a 128 barcos europeos, entre ellos 92 españoles.

El acuerdo de pesca con Marruecos incluye caladeros que pertenecen alSáhara Occidental ocupado a pesar de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TUE) que dictaminó que no podría aplicarse en su territorio por estar pendiente de descolonización.