Los saharauis celebran hoy la fiesta de la ruptura del ayuno, Eid Al Fitr.

● Esta noche, ha sido la última ruptura del ayuno ha puesto fin al mes sagrado de Ramadán.

Bojador, 04 Junio de 2019. -( El Confidencial Saharaui)

Por LehbibAbdelhay/ECS. 

Durante el rezo en el campamento de El Aaiún/ Med Muftah


Los cerca de los 200 mil refugiados saharauis que residen actualmente en los campamentos saharauis celebran hoy la fiesta de Eid Al-Fitr, con la que concluye el mes de Ramadán.

La comunicación oficial se produjo aher a las diez de la noche por parte del Ministerio de Asuntos Islámicos del Sáhara Occidental a través de laRadio Nacional Saharaui y RASD-TV en español.

La celebración de Eid Al-Fitr en los campamentos de refugiados saharauis tiene dos momentos cumbre: la oración de la ruptura del ayuno y la entrega de una limosna en especies, generalmente comida, a personas necesitadas (Zakat al Fitr).

Eid Al-Fitr es visto como un día para la familia, más que una celebración pública. El día suele comenzar con la oración del Eid en los descampados previamente preparados para este objetivo, y es en las grandes mezquitas, como en el caso de la población saharaui que el rezo colectivo se lleva a cabo en la explanada en la Wilaya de Smara donde asistirán todos los ministros, presidente del país y todo el pueblo.

Como cualquier festividad del mundo lo que nunca falta en esta celebración son la familia, los amigos y por supuesto la comida. Durante el Eid Al Fitr o Fiesta de la ruptura del ayuno, son costumbre las comidas copiosas y las visitas a los parientes. Así como los dulces de todo tipo.

Tras el rezo, el imán pronuncia un sermón al que le sigue el saludo. Una vez concluido estos actos, las personas vuelven a casa para celebrar un desayuno que marca el fin del ayuno del Ramadán, el mes importante para los musulmanes.

El día también se aprovecha para visitar a los familiares, los vecinos y las personas que están enfermas.

De la misma manera que ocurre también en otras festividades a los participantes les gusta ir guapos por lo que también es un buen momento para estrenar. Ellos visten según la sharia o ley islámica con sus túnica blancas (Darrā) signo de pureza, mientras que ellas visten nuevos Melhfas (vestimentas tradicionales saharauis) al igual que la ropa que llevan de debajo y dibujan sus manos, brazos y pies con henna.

Por otro lado los niños también son protagonistas en esta festividad, se les regala ropa y dulces, que siempre están presentes.

Lo más importante es que todos se abrazan ya que esta fiesta trae consigo un sentimiento de hermandad. Todas las personas reciben abrazos este día, sin importar el linaje y la creencia.