SOS: Se necesitan más familias para acoger este verano a menores saharauis.

● La edad de los niños está comprendida entre los diez y los trece años. Viven en los campamentos refugiados saharauis situados en el sur de Argelia, cerca de Tinduf, en pleno desierto del Sáhara. Sus familias se encuentran allí acogidos como refugiados desde 1975.



● Este verano, el programa Vacaciones en Paz busca traer a las familias españolas a 5.000 niños para alejarlos de las temperaturas que superan los 50 grados y de la dureza del desierto. Sin embargo, a día de hoy sólo hay la mitad de familias confirmadas. Se necesita un nuevo arranque de solidaridad de los españoles con el pueblo saharaui. 


Madrid, 09 de Mayo 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Salem Mohamed/ECS. 

Niñas saharauis / Foto de Ana Karina Delgado



El programa ‘Vacaciones en Paz 2019’ busca familias que acojan a niños saharauis.

El programa de 'Vacaciones en Paz 2019' ya está en marcha. Las asociaciones españolas de ayuda al pueblo saharaui ya se han puesto manos a la obra para que niños procedentes de los campamentos de refugiados se beneficien este verano de la acogida temporal en hogares españoles.



En todas las provincias españolas acaban de empezar una campaña con el objetivo de buscar familias que acojan a los pequeños.

Las asociaciones intentar conseguir el máximo número de familias posibles. La crisis económica ha influido mucho y a eso se suma que este año es crucial porque vendrán niños que nunca han estado.

Muchos de los pequeños saharauis que venían a España han cumplido 12 años, la edad máxima con la que se pueden beneficiar del programa, y es necesario que participen niños que no lo han hecho anteriormente.



Las familias que estén interesadas en acoger pueden ponerse en contacto con la asociación del pueblo saharaui más cercana a su localidad o provincia.

En 2018, un total de 4.028 menores fueron acogidos en España durante dos meses. A Andalucía (la que más acoge) llegaron casi mil. El programa, que funciona desde mediados de los años 90, permite a familias españolas acoger, de manera temporal, a menores procedentes de los campamentos de refugiados saharauis situados en la provincia de Tinduf, y da la oportunidad a miles de niños de disfrutar durante el verano de unas vacaciones en España.