MINURSO | La reducción del mandato y el lenguaje de la resolución, revelan que la cuenta atrás ha comenzado.





● El mandato de la MINURSO se redujo de doce meses a sólo seis meses, ya no tiene peso político. 

El Aaiún ocupado, 01 de mayo 2019. -(El Confidencial Saharaui).

OPINIÓN de R.Haidar

Mike Pompeo junto a John Bolton/agencias 


El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer ampliar por otros seis meses el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO, hasta el 31 de octubre de 2019.



La decisión de prorrogar la MINURSO hasta el 31 de octubre de 2019, adoptada por unanimidad (13 en favor 2 abstenciones: Rusia y Sudáfrica), se tomó en la resolución 2468 presentada por EE.UU. de carácter "no técnico", ya que el Consejo de Seguridad tomó más decisiones sobre la continuidad de un proceso que está totalmente atascado desde 2012.

La Resolución 2468 Ignoró el plan de autonomía presentado por Marruecos, pero también imitó el referéndum en el texto redactado por EE.UU. La Resolución adoptada por el Consejo de Seguridad exige la necesidad de llegar a una solución "política", "práctica", "realista", "duradera" y mutuamente aceptable que proporcione la autodeterminación para el pueblo del Sáhara Occidental. Estas son las palabras [términos] que destacaron la resolución.

Los Estados Unidos de América, actuando como el titular de la pluma, han adaptado el proyecto de resolución para dar lugar a nuevas rondas de negociaciones entre las partes en el conflicto, el Frente Polisario y Marruecos.



En su respuesta a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que extiende por otros seis meses el mandato de la misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO, los Estados Unidos buscaron mantener al Consejo de Seguridad de la ONU en el proceso político.

La declaración inicial y el borrador del proyecto de resolución, fueron supervisados por el Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Embajador John Bolton.

La Resolución hizo una declaración importante cuando enfatizó que las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas deberían apoyar soluciones políticas y que los Estados Unidos de América continuarán evaluando el desempeño de la MINURSO en relación con este principio.

Lee entre líneas que el objetivo es transformar la misión principal de la MINURSO de una misión que supervisa el mantenimiento de la paz y organizar un referéndum libre, a una misión cuya misión es principalmente política.



Su objetivo final es empujar al Consejo de Seguridad de la ONU a imponer una solución, lo cual es evidente cuando lo insta a tener su objetivo principal de proponer una solución política (quizás una tercera solución) de manera oportuna y mutuamente aceptable.