Eurodiputados piden la intervención de la Comisión Europea para que Marruecos detenga la represión contra los saharauis

Violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Lógica marroquí: Secuestrarlos sólo por ser saharauis.

Madrid, 12 de mayo 2019. -(El Confidencial Saharaui). Por Lehbib Abdelhay/ECS

Durante manifestación por los presos políticos saharauis/prensa



Eurodiputados han planteado varios casos de violación de los derechos fundamentales de los saharauis cometida por las autoridades de ocupación marroquíes. La Unión Europea generalmente hace la vista gorda ante estas violaciones de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.



Los eurodiputados apelaron, por escrito, a la Comisión Europea para exigir la adaptación necesaria de la ayuda humanitaria de la Unión Europea (UE) destinada para los refugiados saharauis, así como la situación de los presos políticos saharauis encarcelados en Marruecos y el respeto por los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. La apelación se produce después de que el número de los refugiados saharauis, que viven actualmente en los campamentos de refugiados, ha aumentado. Este aumento fue confirmado por el último censo (2018) realizado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), según informa APS.

Es precisamente sobre la base de los datos obtenidos del informe del ACNUR que una docena de eurodiputados recordaron a la Comisión Europea que en el año 2018, la necesidad de financiación aumentó de 66 millones de dólares a 71 millones en 2019. Esta apelación tiene como intención de adaptar la asistencia financiera necesaria a las nuevas cifras establecidas por el ACNUR, así como sobre la compensación por la pérdida de asistencia financiera, atribuible a la demora en la programación.



Los eurodiputados también recordaron, según APS, que la Comisión Europea pidió anteriormente que se necesita una evaluación de vulnerabilidad para actualizar su plan financiero de ayuda humanitaria para los refugiados saharauis.

Torturas y privaciones

Los eurodiputados también cuestionaron a la Comisión la posibilidad de utilizar sus instrumentos externos, incluido Erasmus + (programa de la UE para la educación, la formación y el deporte), para "mejorar las condiciones de vida de los refugiados y remediar la falta de oportunidades para la generación joven saharaui. Respecto al respeto por los derechos humanos, otros eurodiputados plantearon varios casos de violación de los derechos humanos de saharauis por parte de las autoridades de ocupación marroquíes.

Según la misma fuente, la eurodiputada Paloma López Bermejo llamó a la Comisión sobre la situación de los presos saharauis repartidos en las cárceles en Marruecos, quienes, entre otras cosas, "rechazan el derecho a recibir visitas de miembros de sus familias y de abogados defensores ".



López dijo, en otra pregunta, que la persecución política y los juicios improvisados ​​por el gobierno marroquí son la suerte diaria de los ciudadanos saharauis, quienes "sufren la tortura una vez arrestados", citando uno de los casos más recientes, en el caso del activista Ali Salem Buyemaa (Saadaoui), arrestado el 10 de abril de 2019 por izar banderas saharauis en el El Aaiún ocupado.

Además, López agregó que no solo los ciudadanos saharauis son afectados por las acciones del gobierno marroquí que van en contra de los derechos fundamentales, sino que los ciudadanos europeos también sufren. "Uno de estos casos es el de Claude Mangin-Asfari, una mujer francesa casada con el activista saharaui, Naâma Asfari". Y Concluyó "Asfari se encuentra actualmente en prisión y el gobierno marroquí ha impedido en repetidas ocasiones que su esposa la visite".



Por su parte, Javier Couso Permuy, eurodiputado, pidió a la Comisión Europea sobre el caso del activista que aboga por la autodeterminación del Sahara Occidental, Hussein Bachir Brahim, quien solicitó asilo político en las Islas Canarias, pero fue detenido por las autoridades españolas en un centro de detención de inmigrantes en Las Palmas de Gran Canaria, luego etregado a la policía marroquí. Brahim se enfrentará entre 10 y 15 años de prisión.