El régimen marroquí se venga de los periodistas por desvelar las graves violaciones que comete en el Sáhara Occidental.

● La CONASADH reitera la necesidad del establecimiento urgente de un mecanismo de la ONU para monitorear los DD.HH en el Sahara Occidental.

BIRLEHLU, 30 Mayo de 2019. -( El Confidencial Saharaui)

Por SPS/ECS. 


Nezha Khalidi/ Efe 


La Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos (CONASADH) condenó los ataques del régimen marroquí a los derechos humanos y las libertades civiles en las regiones ocupadas del Sáhara Occidental; "El Ejército marroquí mantiene un asedio con un puño de hierro frente los observadores internacionales, los periodistas y los activistas saharauis pro derechos humanos", ha condenado la organización saharaui.



En un comunicado difundido por SPS en el que analiza la situación y los avances en materia de derechos humanos, y ante la persistente represión marroquí, la entidad saharaui pide al Alto Comisionado para los Derechos Humanos y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la urgente necesidad de acelerar la creación de un mecanismo independiente de las Naciones Unidas o la ampliación del mandato de la misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO, para que abarque la observancia y la protección de los derechos humanos en las ZZ.OO del Sáhara Occidental e informar al respecto.

Ante las flagrantes violaciones de la legalidad internacional, CONASADH exhorta a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) a acelerar la creación de un mecanismo independiente de la ONU o extenderlo a las prerrogativas de Minurso con el fin de garantizar la protección y la vigilancia de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental e informar sobre ellos, se indica en el comunicado.

Además, CONASADH denunció las prohibiciones impuestas por el ocupante a las asociaciones saharauis en la organización de actividades para la protección de los derechos humanos y observadores internacionales y periodistas para acceder a los territorios ocupados del Sahara Occidental.



La Liga para la Protección de los Presos Saharauis en Prisiones Marroquíes (LPPS) había informado previamente su prohibición por parte de las autoridades marroquíes, por segunda vez, de organizar las acciones de su programa de Ramadán en las cárceles marroquíes.

Por otro lado, CONASADH expresó su solidaridad con los abogados expulsados ​​por las autoridades marroquíes y la periodista Naziha Khatari Khalid procesada por cargos de usurpación de la ley y utilizar títulos que no posee: "represalias contra los periodistas saharauis que desvelan la verdadera cara del régimen marroquí y sus graves violaciones de los derechos humanos", dijo la declaración.

En conclusión, CONASADH mostró solidaridad con todos los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, pidiendo al gobierno marroquí la liberación inmediata e incondicional de todos los activistas políticos y detenidos y los 150 prisioneros de guerra.