El Musulmán minusválido y activista saharaui que salvó la última iglesia española del Sáhara Occidental.




Madrid, 13 mayo de 2019. -( El Confidencial Saharaui). Por Lehbib Abdelhay/ECS. 
Añadir leyenda

Enrique Vaquerizo, en declaraciones inéditas al periódico digital "El Confidencial", relató la increíble historia del hombre musulmán minusválido que salvó de la destrucción a la última Iglesia Católica en Dajla (antigua Villa Cisneros), sur del Sáhara Occidental; "Nuestra Señora del Monte Carmelo". Los Oblatos de María Inmaculada han estado sirviendo allí desde 1954.

Las huellas de la presencia española en el Sáhara Occidental han desaparecido casi por completo, pero en la zona de Dajla todavía se pueden encontrar signos de la presencia ibérica en lo que una vez se llamó Villa Cisneros, ahora más comúnmente conocida como Dajla.


Mientras que en el siglo pasado todavía era una ciudad que albergaba una ciudadela española floreciente, hoy en día del pasado colonial solo conserva los pozos y la iglesia. Ahora se puede visitar el edificio gracias a Semlali Mohamed Fadel. Aunque es musulmán, puedes verlo los domingos mientras cruzas los pasillos de la iglesia en su silla de ruedas. El saharaui, musulmán, discapacitado, Semlali Mohamed Fadel, conocido como 'Bouh', sabe y habla sobre la iglesia como si fuera una guía turística.

Nacido en 1965 y hijo de un soldado saharaui integrante al ejército español, fue enviado a España a la edad de cuatro años después de contraer la poliomielitis. Pasó seis años en Las Palmas de Gran Canarias con los hermanos de San Juan de Dios y decidió regresar al Sáhara en 1982, pero tardó poco en darse cuenta de que Villa Cisneros, que conocía, ya no existía.


Después de la retirada de las potencias coloniales europeas del norte de África, de hecho, el territorio del Sáhara Occidental fue ocupado militarmente por Mauritania y Marruecos, que invadieron el territorio en 1975, obligando a miles de saharauis a eziliarse en el inhóspito desierto del Sáhara en la vecina Argelia. Muchos de los que sobrevivieron todavía viven en campamentos de refugiados en la frontera entre Argelia, Mauritania y Sáhara Occidental. El establecimiento de un Estado saharaui y el retorno de los refugiados, se encuentran entre los principales temas del proceso de paz dirigido por la ONU.