Acuerdos ilegales UE-Marruecos: El peligroso negocio que pone en peligro la vida de miles de saharauis.

● El 70% de los productos de los Territorios del Sáhara Occidental se venden en España pese a que cuenta con el mayor movimiento solidario con el pueblo saharaui.

● Marruecos vende a España productos agrícolas, pesca, fosfatos, sal, arena..ect del pueblo saharaui, a pesar de la Sentencia del Tribunal.

Madrid, 02 Mayo de 2019 - (El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS


Según el Observatorio español de Complejidad Económica, el 70% de la arena expoliada por Marruecos de los territorios saharauis ocupados, acaba en España. Obteniendo Marruecos unas ganancias de 3 millones.



Se estima que Marruecos exporta ilegalmente alrededor de 700.000 toneladas de arena del desierto Sáhara Occidental al año. Obteniendo cuantiosos beneficios. La mayor parte, el 70% de ella va dirigido hacia España.

Varias playas y zonas costeras españolas han sido erigidas con arena saharaui. Entre ellas está la Playa de las Teresitas, situada en Santa Cruz de Tenerife, que fue edificada gracias a un total de 270.000 toneladas de arena procedentes de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental. A Formentera y Palma de Mallorca fueron exportados 35.000 toneladas. Playas de la provincia de Málaga, en Andalucía también se vieron beneficiadas del expolio de arena saharaui.

Otros países europeos también se han aprovechado de este salvaje expolio, ejemplo de ello es Portugal. En la isla de Madeira se encuentra la playa artificial de la Calheta, edificada íntegramente con arena saharaui. Un total de 2800 toneladas de arena fueron suficientes para construirla.



Según el Observatorio de Complejidad Económica, la arena es un producto muy solicitado por distintos sectores y se prevé que en el futuro, el comercio de arena mueva miles de millones de euros.

El Parlamento Europeo ha aprobado el pasado mes de enero un acuerdo comercial entre la UE y Marruecos contrario al Derecho europeo e internacional. En la práctica, el acuerdo sirve para ampliar las ventajas comerciales para exportaciones a la UE desde el Sáhara Occidental, territorio ocupado ilegalmente por Marruecos desde 1975.

El contravetido acuerdo se negoció sin el consentimiento del pueblo saharaui y se aprueba tras un grave escándalo de conflicto de intereses en el que están implicados, entre otros, la antigua ponente Patricia Lalonde, del grupo de los liberales europeos (ALDE), y Gilles Pargneaux, del grupo socialdemócrata (S&D). Tal y como se ha aprobado, el acuerdo entorpece el proceso de autodeterminación del pueblo saharaui, que tiene lugar en el marco de las Naciones Unida, y contribuye a que 176.000 el pueblo saharaui sigue en campamentos como refugiado mientras la UE expolia sus recursos.

El grupo Verdes/ALE, que ha votado en contra del acuerdo, había solicitado que se enviara el texto del mismo al Tribunal de Justicia de la UE para que se pronunciara sobre su legalidad, pero esta propuesta ha sido rechazada. Esta decisión tan solo significará inseguridad jurídica para los ciudadanos, consumidores y operadores económicos europeos, ya que con toda probabilidad la Corte de Justicia Europea volverá a declarar ilegal esta extensión del acuerdo al territorio del Sáhara Occidental.

PP, PSOE y C's apoyan la inclusión del Sáhara Occidental en dichos acuerdos ilegales
.

El gobierno de España es uno de los pocos Estados miembro de la UE que intervino en los procesos de votación a favor de Marruecos, solicitando a sus diputados votar a favor del tratado.



En diciembre de 2015, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicó una sentencia anulando el Tratado de Libre Comercio que incluye productos agrícolas o pesqueros siempre que se aplicara al Sáhara Occidental.

En la sentencia, el Tribunal afirma que el Sáhara Occidental “no está incluido en las fronteras internacionalmente reconocidas de [Marruecos] (punto 232), y que “el Reino de Marruecos no tiene ningún mandato concedido por la ONU o por otra institución internacional para administrar el [Sáhara Occidental]” (punto 233).

Enfrentado a un furioso Marruecos, que amenaza con poner fin a toda cooperación con la Unión, el Consejo de la Unión Europea se apresuró a recurrir la sentencia.

Ahora parece que un puñado de Estados miembro de la UE intervinieron hoy en el proceso de votación en el Parlamento Europeo, por tanto a favor de la posición de Marruecos. La intervención tuvo lugar durante una audiencia plenaria, que se llevó a cabo hoy en Estrasburgo.

Fuentes diplomáticas oficiales han indicado que España, junto a Francia, intervinieron hoy el Parlamento Europeo. Esto también lo confirmó la prensa española.

El hecho de que España declare a favor de la posición de Marruecos es asombroso. El 4 de julio de 2014, el Tribunal Superior de Justicia Español, la Audiencia Nacional, confirmó que España, no Marruecos, es la potencia administradora del Sáhara Occidental, y que el territorio “no puede ser considerado marroquí”.

La sentencia afirma literalmente que los Acuerdos de Madrid de 1975 que repartían el por entonces Sáhara Español entre Marruecos y Mauritania “es nulo y sin efecto legal”.

“Es más que vergonzoso que España, con la responsabilidad histórica que tiene con el pueblo del Sáhara Occidental, elija ponerse del lado de Marruecos, que invadió brutalmente y se anexó el país de los saharauis.



España tiene la obligación de ayudar a la descolonización del Sáhara Occidental, pero parece que el gobierno de Pedro Sánchez pretende hacer exactamente lo contrario.

El acuerdo de asociación UE-Marruecos entró en vigor este miércoles. Debido a las vagas especificaciones territoriales, el acuerdo no sólo permite la entrada de grandes volúmenes de frutas, verduras y productos pesqueros de Marruecos en el Mercado de la UE, sino también de partes del Sáhara Occidental que Marruecos lleva ocupando desde 1975.