ONU denuncia violaciones del alto el fuego en el Sáhara, y el F.Polisario exige a Marruecos desmantelar inmediatamente las instalaciones militares.

Nueva York, 09 abril de 2019. -( El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Unidades del Ejército saharaui durante ejercicios militares/ foto de ECS 


El Frente Polisario envió una carta de "carácter urgente" a la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU (Alemania) alertando al organismo internacional de las nuevas violaciones del alto el fuego en el Sáhara Occidental cometidas por el Ejército marroquí, según adelantó una fuente oficial saharaui.

La ONU denunció numerosas violaciones del alto el fuego en el Sáhara Occidental y el Frente Polisario, a través de su representante ante la ONU, volvió a pedir medidas contra el Gobierno de Marruecos.

El informe del Secretario General (S/2019/282)
del 1 de abril de 2019, recoge la carta enviada por el Frente Polisario, detalla las violaciones significativas de Marruecos al alto el fuego y los acuerdos militares relacionados, "que son motivo de gran preocupación para nosotros", dijo el representante del Frente Polisario ante la ONU en una varta enviada al Consejo de Seguridad.

"Las crecientes violaciones de Marruecos socavan seriamente el nuevo impulso creado por el enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, y van en contra del buen "espíritu con el que nosotros, las dos partes en conflicto, debíamos embarcarnos en el proceso de paz.", dijo la carta.

Según el Secretario General de la ONU en los párrafos 32 a 35 de su informe publicado el 1 de abril, el ejército marroquí ha construido a más de 110 km de un nuevo muro de arena paralelo al muro militar existente, en violación directa del Acuerdo Militar Número 1. A este efecto Marruecos ha construido y continúa operando un nuevo muro de arena cerca de Mahbas, que actualmente se extiende a 80.26 km de norte a sur a una distancia de 8 a 15 km y paralela al muro militar existente.

Un segundo muro de arena, de aproximadamente 30 km de largo a 15 kilómetros del muro existente, también se ha construido cerca de Awsard. Además el ejército marroquí ha establecido 16 nuevos puestos de observación adicionales en Bir Gandouz y 38 nuevos puestos de observación en dos áreas separadas cerca de Um Dreiga, todas en una área restringida, denuncia el Frente Polisario

Según el informe del Secretario General, estas nuevas instalaciones militares y puestos de observación, constituyen una clara "violación significativa" del Acuerdo Militar Número 1. También violan la Resolución 2440 (2018) del Consejo de Seguridad, que instó a las partes a respetar sus obligaciones pertinentes y garantías, y abstenerse de cualquier acción que pueda socavar las negociaciones lideradas por la ONU o desestabilizar aún más la situación en el Sáhara Occidental (OP 7).

"En un momento en que se pide a las dos partes en conflicto que demuestren "buena fe" y que generen confianza en el proceso político de la ONU, las importantes violaciones de Marruecos del alto el fuego y los acuerdos militares relacionados, corren el riesgo de socavar el clima propicio necesario para lograr avances en el camino político.", agrega la carta.

Como ha insistido repetidamente el Consejo de Seguridad, el mantenimiento de condiciones pacíficas y estables sobre el terreno, es esencial para el progreso del proceso de paz. Por lo tanto, el Frente Polisario insta al Consejo de Seguridad a que exige a Marruecos a que desmantele de inmediato todas sus instalaciones militares ilegales y que desista de sus acciones desestabilizadoras, que están alimentando una mayor tensión en el territorio y poniendo en peligro el proceso de paz de la ONU.

El Sáhara Occidental es una zona disputada por sus pobladores originales –los saharauis- y Marruecos, que ocupó militarmente ese territorio en 1976 luego de que España, ocupante anterior, se retirara de éste.

Al apropiarse del territorio, Marruecos decidió construir 7 muros en el desierto para defenderse del Frente Polisario, un movimiento político y militar que busca la independencia del Sáhara Occidental desde la era colonial española y la autodeterminación del pueblo saharaui.

El muro es en realidad un conjunto de seis paredes defensivas que en total superan los 2.700 kilómetros. Tiene una altura de entre dos y tres metros y tiene partes de arena, otras de piedra, alambres de espino y minas.

Organizaciones de derechos humanos lo llaman el "muro de la vergüenza" y condenan la existencia de minas antipersonales a lo largo de la pared.