Mohamed VI dona millones de euros para reconstruir Notre-Dame, mientras su pueblo pasa hambre.


Mohamed VI mancilla el templo de Notre Dame anunciando una contribución financiera.

Madrid, 20 de abril 209. -(El Confidencial Saharaui).

Por Salem Mohamed/ECS

Foto ilustrativa

El rey de Marruecos Mohamed VI mancilla el templo de Notre -Dame anunciando una "contribución financiera", cantidad sin especificar, para la reconstrucción de la Catedral de Notre-Dame, devastada por un incendio el pasado lunes, según informa Le Figaro.

El anuncio se produce después de que Francois-Henri Pinault, dueño del imperio del lujo Kering que incluye marcas como Gucci o Balenciaga, comunicase de madrugada que donaría 100 millones a la causa.


Chakib Benmoussa, el embajador de Marruecos en Francia, se reunió este jueves con el arzobispo de París, Michel Aupetit, según el comunicado. Durante la reunión con el Arzobispo de París, el embajador marroquí reiteró "la expresión de apoyo, compasión y solidaridad" de Mohammed VI, "en nombre de todos los marroquíes" después de este incendio en Notre-Dame, "Símbolo de la ciudad de París, de la historia de Francia, y lugar de recuerdo para millones de fieles", añade la misma fuente.

En 2014, Mohamed VI fue incluido en el ranking de Forbes de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna estimada en más de 2.500 millones de dólares a través del holding real SNI, cuyo nombre cambió a "Al Mada", "uno de los fondos más grandes de Inversión privada en la escena panafricana, según su página web. Se queda con mucha frecuencia en Francia, donde tiene un castillo en Betz (noreste de Francia).

Marruecos es la economía número 63 por volumen de PIB. Su deuda pública en 2019 fue de 63.260 millones de euros, suponiendo un 65,11% del PIB. Su deuda per cápita es de 2.770€.

La última tasa de variación anual del IPC publicada en Marruecos es de febrero de 2019 y fue del 1%.

El PIB per cápita es un muy buen indicador del nivel de vida y en el caso de Marruecos, en 2019, fue de 2.717€ euros, por lo que con esta cifra se encuentra en la parte final del ranking mundial, en el puesto 131. Sus habitantes tienen un bajísimo nivel de vida en relación a los 196 países del ranking de PIB per cápita.

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva nos muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los marroquíes tienen una mala calidad de vida.