Marruecos se sube al monte: considera que la independencia es un "mito".

Nueva York, 30 abril de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 


Omar Hilale Embajador de Marruecos ante la ONU/ agencias 


El embajador de Marruecos ante la ONU, Omar Hilale, rechazó este martes, durante una rueda de prensa en la sede de las Naciones Unidas, todo referéndum de autodeterminación como tercera solución para el conflicto del Sáhara Occidental.



En su declaración, el embajador marroquí dijo que "era la hora de aclarar las cosas" para resolver la cuestión saharaui siempre partiendo del respeto a la "soberanía plena" de Marruecos sobre el territorio.

Hilale dijo que Marruecos "no tiene nada que ceder" ante más allá del plan de autonomía, antes de precisar que Rabat no ve una "solución realista" más alla de la autonomía.

Por su parte el Frente Polisario afirmó hoy, a través de un comunicado difundido, que el referéndum en el Sáhara occidental es innegociable y es la única solución para el conflicto y que no negociará otra posibilidad como una nueva salida para la cuestión.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy extender por otros seis meses el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), tras entrar a debatir el fondo de la cuestión para una solución que prevea la libre determinación del pueblo saharaui.

La decisión de prorrogar la MINURSO hasta el 31 de octubre de 2019, adoptada por unanimidad (13 en favor 2 abstenciones: Rusia y Sudáfrica), se tomó en la resolución 2468 presentada por EE.UU. de carácter "no técnico", ya que el Consejo de Seguridad tomó más decisiones sobre la continuidad de un proceso que está totalmente atascado desde 2012.



El Consejo también pide al secretario general de la ONU elaborar un informe sobre el avance de las negociaciones en los próximos 60 días.

El texto de la resolución, promovido por el denominado "grupo de amigos del Sáhara Occidental", que incluye a Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y España, señala que el objetivo de la prórroga es analizar en profundidad la última iniciativa de paz iniciada por el enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Kőhler.



Por lo demás, la resolución 2468 se limita a encomiar el trabajo del representante personal del secretario general de la ONU, Antonino Guterres, para el Sáhara Occidental, Horst Kőhler.