Marruecos: ONU pide demoler el nuevo muro construido en el Sáhara Occidental.

El Secretario General de la ONU exige a Marruecos desmantelar la barrera que construye en Mahbes.

Nueva York, 25 abril de 2019. -( El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS.


Antonio Guterres/ agencias 


El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, exigió a Marruecos desmantelar los nuevos muros construidos en Mahbes y otras zonas del Sáhara Occidental, según el informe de las Naciones Unidas entregado al Consejo de Seguridad. La organización considera que la infraestructura es ilegal porque viola gravemente los acuerdos del alto el fuego vigente desde 1991.

El informe, presentado al Consejo de Seguridad, concluyó que el Gobierno de Marruecos debe retirar sus efectivos que están desplegados en la nueva estructura para evitar confrontación y permitir al personal de la ONU acceso a estas zonas restrigindas.

Marruecos rechazó en su momento el pronunciamiento de la Minurso, e insistió que la construcción del muro es una reforma de antiguas barreras de terraplén. La ONU la desmintió y le pido retirar las tropas desplegadas y desmantelar las estructuras, que pueden poner en peligro los esfuerzos de la comunidad internacional sobre el proceso de las negociaciones diplomáticas sobre el futuro del Sáhara Occidental.

Los saharauis afirman que fue creado con la intención de anexar territorios y para una posible agresión militar contra ellos.

El informe del Secretario General de la ONU no incluye asimismo una condena a todos los actos de violencia, terrorismo y destrucción realizados por el Ejército marroquí en esta zona.



Además, hace un llamado al gobierno de Marruecos y a las autoridades saharauis para que cumplan de inmediato las obligaciones que contempla la "hoja de ruta", el plan de paz, los acuerdos del alto el fuego y el proceso político.

Asimismo, anunciaron desde la secretaria general que Marruecos no cumplió con lo solicitado por parte de la Minurso, entonces elevaron un informe detallado al secretario general de la ONU denunciando los hechos. Marruecos por su parte, en los últimos días, informó al Consejo de Seguridad que ya ha desmantelado el muro para evitar una condena.

En su informe semestral, Guterres condenó la construcción por parte del Ejército de Marruecos de un nuevo muro defensivo en la región norteña del Sáhara Occidental, en Mahbes. El jefe de la ONU calificó el nuevo muro de más de 80 kilómetros de "grave violación" del acuerdo militar número 1° que exige la eliminación de la barrera y todos los puestos militares desplegados por el ejército marroquí en las áreas restringidas.

El Sáhara Occidental es una zona disputada por sus pobladores originales –los saharauis- y Marruecos, que ocupó ese territorio en 1976 luego de que España, ocupante anterior, se retirara de éste.



Al apropiarse del territorio, Marruecos decidió construir un muro en el desierto para defenderse del Frente Polisario, un movimiento político y militar que busca la independencia del Sáhara Occidental desde la era colonial española y la autodeterminación del pueblo saharaui.

El muro es en realidad un conjunto de seis paredes defensivas que en total superan los 2.700 kilómetros. Tiene una altura de entre dos y tres metros y tiene partes de arena, otras de piedra, alambres de espino y minas.

Organizaciones de derechos humanos lo llaman el "muro de la vergüenza" y condenan la existencia de minas antipersonales a lo largo de la pared.