Marruecos juzga a un activista saharaui acusado de enarbolar la bandera de la RASD.

El Aaiún, 13/04/2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS.

Ali Buyemaa tras una intervención policial marroquí/ECS


El destacado activista saharaui, Ali Salem Buyemaa, será juzgado este 15 de abril por un tribunal marroquí por su participación en manifestación por la independencia del Sáhara Occidental, según informa Equipe Media.

Tras dos días de desaparición, Ali compareció hoy ante el Tribunal de 1ª Instancia marroquí de El ocupado. Marruecos le acusa de "posesión de droga y violencia contra la policía".

Ali Bouyemaa, un ex preso político saharaui y vecino de El Aaiún, negó ante la gendarmería militar marroquí los hechos que se le imputa. El destacado activista saharaui duerme en un sitio desconocido de la policía marroquí.

El día a día de los saharauis que viven en los territorios ocupados, es preocupante. Sufren la constante represión marroquí por fuerzas policiales que arma y entrena España a través de los distintos programas de colaboración entre ambos ministerios. Secuestros, palizas, violaciones y humillaciones es el pan de cada día de cualquier saharaui que salga a la calle a reivindicar su propia tierra y sus derechos.

Ali ha sido sometido a torturas

La familia denunció que el pasado jueves antes de su desaparición, la víctima "gozaba de buena salud". Ali Salem Buyemaa, destacado activista saharaui, fue secuestrado por la policía marroquí el pasado jueves por la noche en El Aaiún y tras pasar 72 horas en la comisaría, ha sido trasladado dos días después de su detención a una cárcel secreta marroquí.

Según han denunciado activistas saharauis, “las autoridades de ocupación” detuvieron a Buyemaa tras enarbolar la bandera de la RASD en una calle de El Aaiún. La Policía marroquí acusa a Ali Salem (Saadui) de posesión de drogas y violencia contra la policía.

El joven de treinta y tantos años de edad es uno de los activistas saharauis más destacados en los últimos años. Salió hace dos meses de la cárcel.

Buyemaa, según cuentan sus compañeros, fue secuestrado por la policía marroquí mientras repartía por la calle banderas de la RASD. Los policías forzaron a Ali a subir a su vehículo, la vendaron los ojos y la condujeron a un lugar desconocido a las afueras de El Aaiún, lo ataron y comenzaron a propinarle palizas. Hoy pasó a disposición judicial en un tribunal de Marruecos.

Es de recordar que el joven saharaui fue secuestrado anteriormente por las autoridades de ocupación marroquíes en represalia por sus posiciones políticas y activismo en las manifestaciones que exigen el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.