Las 'Vacaciones en Paz' de los niños y niñas saharauis.

Madrid, 26 abril de 2019. -( El Confidencial Saharaui)



Por AGENCIAS /ECS. 


Campamentos Saharauis/ agencias 


'Vacaciones en Paz' acoge cada año a niños saharauis menores de 13 años durante los meses de julio y agosto en toda España.

En los últimos cinco años, 23.173 menores han dejado los campamentos saharauis para someterse a revisiones médicas, conocer una nueva cultura y acceder a una dieta equilibrada.



La vida en los campos durante los meses de verano se encrudece llegando a alcanzar los 50 grados de temperatura. Estas condiciones "limitan las actividades de los niños que prácticamente hacen vida por la noche", señaló el coordinador del proyecto en Madrid.

Cuando cumplen 13 años tienen la posibilidad de acceder al programa 'Madrasa', que les ofrece la opción de estudiar la ESO en España con una familia de acogida. En este caso los pequeños vienen durante el año y en verano regresan a sus hogares para pasar las vacaciones.

Los niños se convierten en embajadores del pueblo saharaui acercando la realidad a la que están expuestos en los campamentossaharauis. Tienen muy buena acogida en este entorno, señala un padre de acogida, "ayudan a que más personas sean realmente conscientes de su situación".



Acoge una sonrisa

El programa Vacaciones en Paz consiste en la acogida temporal de niños entre 10 y 12 años procedentes de los Campamentos de Refugiados Saharauis. Los niños son acogidos por familias de todo el Estado Español.

El proyecto pretende dar a los niños saharauis la posibilidad de mejorar sustancialmente su salud, a través de la mejora de la dieta y las revisiones médicas, la posibilidad de tener otra imagen del mundo, distinta de las que les aporta su realidad cotidiana en el desierto y, en general, cubrir las principales carencias de estos menores, viviendo dos meses lejos de las duras condiciones de los campamentos.

A través de este proyecto también se busca la sensibilización de la población española ante estas realidades sociales, y la creación de vínculos afectivos entre familias, saharauis y españolas.

La edad oscila entre los 10 y 12 años, y normalmente el periodo de estancia va desde finales de Junio a finales de Agosto. Se les trae en esas fechas porque el verano allí es muy caluroso y supera fácilmente los 50 grados.