La aparición del discurso feminista que incomoda a la sociedad saharaui.

Madrid, 08 abril de 2019. -( El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

● La retirada de la foto feminista por el símbolo feminista (♀️) y la chica que aparece sin melhfa que promociona el I° evento feminista causó polémica y rechazo por los colectivos feministas saharuis.



Hace unos días la LEJSEE promocionó un evento feminista cuyo título es 'I° CONVIVENCIA DE MUJERES SAHARAUIS'. Para promocionar el encuentro, publicaron una imagen donde aparecen tres mujeres dibujadas, una mujer con melhfa, una con hiyab y otra sin ninguna de estas vestimentas, es decir, con el pelo al descubierto. El dibujo de la mujer que se encontraba en el centro y, que llevaba un hiyab, tenía en el pecho el signo femenino (♀️) dibujado. Esto causó furor entre los conservadores, especialmente entre hombres.

Muchos hombres saharauis protestaron a través de redes sociales por haberse incluido dicho símbolo, pues según ellos, es un símbolo religiosos, concretamente cristiano debido a su apariencia. También, protestaron por el hecho de haberse incluido una mujer sin melhfa; "no representa a la mujer saharaui, sino a la occidental" han manifestado diversas personas indignadas por el hecho.

Debido a las continuas presiones que ha recibido la LEJSEE a través de redes sociales, se vieron obligados a prescindir de la foto que representa a la mujer y muy en especial a la lucha feminista, este hecho causó rechazo por los diversos colectivos feministas saharuis; "Prescindir del de la foto por el símbolo que nos representa a nivel global es no tomarse en serio nuestra lucha", manifiestan miembros de diversos colectivos feministas. El Confidencial se puso en contacto con algunos colectivos feministas dentro de la sociedad saharaui y afirman estar "molestas por haber cedido ante presiones absurdas producto del desconocimiento" aunque alegan entender "las fuertes presiones que han recibido los miembros de la LEJSEE, presiones difíciles de resistir".

A través de diversas redes sociales de feministas saharuis se puede apreciar un importante disgutso por el hecho. Dicen estar atónitas ante la decisión que ha tomado la LEJSEE y que no dan crédito. Además, alegan que van a presionar para que este tipo de situaciones no se vuelvan a dar, pues afirman que se sienten ninguneadas. También, manifiestan que quienes quieren dar el paso para dar lugar a la voz feminista "deben hacerlo con todas las de la ley, porque esto no es un espectáculo ni un juego de cromos".

Los movimientos feministas saharuis están siendo fervientes en su lucha a través de redes sociales. En los últimos meses, están tomando especial relevancia y calando en la juventud saharaui. A través de las redes sociales promueven la lucha a favor de los derechos de la mujer y la igualdad entre hombres y mujeres. Entre esto colectivos destaca Conciencia feminista (نحو وعي نسوي) y Amnat Thawra. Estos colectivos parecen estar dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias en su lucha.

La historia del color y el signo feminista:


El hecho de que color morado sea un color que representa el feminismo se debe a que cuando el Jefe de la fábrica donde se encontraban trabajando las sufragistas le prendió fuego, el humo que se produjo por el incendio tiñó el cielo de morado, en una estampa apreciable a kilómetros de distancia, debido a que ese era el color de las prendas que allí se fabricaban. Fuego fatuo. La realidad es que el color morado fue uno de los elegidos para representar el movimiento sufragistas.

Mientras que el símbolo se identifica a menudo con la vagina de la mujer. Este símbolo se creó en el año 1971 en París (Francia), donde una activista italiana lo contrapuso al gesto del puño mostrado por los hombres, pues era una manera de diferenciar la postura política de la mujer con respecto a la del hombre. También, algunos creen que es el resiginifca el triangulo invertido de color negro de los nazis. Este triángulo marcaba a las mujeres que no cumplían con el estereotipo reproductor de la raza aria, como las negras, judías, feministas, prostituta y musulmanas, entre muchas.