Guterres reconoce la responsabilidad de la Comunidad Internacional en la situación actual en el Sáhara Occidental.

Nueva York, 02 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS.

Naciones Unidas.

● El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, presentó ayer 01 de abril su informe semestral sobre la situación en el Sáhara Occidental al Consejo de Seguridad de la ONU.

● ECS ha obtenido una copia de dicho informe, que todavía no se ha hecho público, y les ofrece una descripción general (Resumen) de las principales temas tratadas por parte del Secretario General.


Brahim Gali/ AFP 


El Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, reveló en un nuevo informe sobre la cuestión saharaui lanzado este lunes, que su enviado personal al Sáhara Occidental, Horst Köhler, comentó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU la gravedad de la situación en el Sáhara Occidental como consecuencia de la situación de estancamiento y el fracaso actual para alcanzar una solución a la cuestión al conflicto.

El informe difundido ayer lunes 01 de marzo pone de entrada la importancia de las negociaciones de Ginebra sin condiciones previas y de manera diplomática también instaba a las partes, El Frente Polisario y Marruecos, a superar las propuestas de ellos mediante la búsqueda de nuevas soluciones innovadoras que ayuden a avanzar hacia una "solución política mutuamente aceptable, que prevea al pueblo saharaui a la autodeterminación".

El Secretario General de las Naciones Unidas reconoció en su nuevo informe la responsabilidad de la Comunidad Internacional en el estancamiento actual del conflicto.

En su informe, Guterres dijo que el "problema central" en la búsqueda de una solución, era la falta de confianza entre todas las partes, y agregó que "generar confianza llevará tiempo" y alentar los "gestos de buena fe" de ambos lados.

La Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) fue creada mediante la resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad el 29 de abril de 1991, de acuerdo con las propuestas de resolución, tal como aceptaron el 30 de agosto de 1988 Marruecos y el Frente Popular para la Liberación de Saguía el-Hamra y de Río de Oro (Frente POLISARIO) (UN).

Después de la firma del alto el fuego, las Naciones Unidas envió una misión llamada MINURSO para supervisar el proceso para organizar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental. Aunque la organización del referéndum aún no ha sido posible hasta la fecha, el Secretario General de la ONU reconoce que "Una solución pacífica al conflicto, es posible".

En el informe, Guterres pidió la extensión de la MINURSO, pero no especificó la duración del nuevo mandato.

Antonio Guterres dijo en su informe que el Consejo de Seguridad de la ONU aborda la cuestión del Sáhara Occidental como una cuestión relacionada con la paz y la seguridad.

La Cuarta Comisión de la Asamblea General, la dirección de la Comisión de Política Especial de Descolonización y la MINURSO concluyen de forma unánime que con la aplicación de la Declaración Sobre la Concesión de la Independencia a Países y Pueblos coloniales, la cuestión del Sáhara Occidental es una cuestión de descolonización.

El Secretario General de la ONU destaca que ya ha llegado el momento para alentar a las partes a comprometerse seriamente con el proceso actual de las negociaciones, destacando que un acuerdo requeriría "una fuerte voluntad política, no solo de las partes y los Estados vecinos, sino también de la comunidad internacional.

El jefe de la ONU elogió también al Frente Polisario por destruir su último arsenal de minas terrestres que quedaba, y dijo que era un "primer paso encomiable" hacia la creación de confianza.