El Polisario responde a las acusaciones sobre sus supuestos "vínculos" con Hezbolá e Irán.

Mhamed Jadad desafía a Marruecos de presentar a una sola prueba.

El Frente Polisario no necesita ayuda de Hezbolá, es Hezbolá quien necesita la ayuda del Frente Polisario.

Por Lehbib Abdelhay

© AP Photo/ Daniel Ochoa de Olza




Madrid, 16 Abrl. -(ECS). El responsable de relaciones Exteriores del Frente Polisario y su coordinador con la Minurso, Mhamed Jadad, negó en una entrevista con Sputnik los vínculos entre el Frente Polisario y el movimiento libanés chiíta Hezbolá.

En una entrevista concedida el pasado 27 de marzo al rotativo francés Le Point , Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Marruecos, acusó a Irán y Hezbolá de mantener estrechas relaciones con el Frente Polisario . Por su parte Mhamed Jadad, miembro de la Junta Ejecutiva del Polisario y Jefe de Relaciones Exteriores, refutó las acusaciones en una entrevista al digital ruso Sputnik.

"Es una mentira muy grave tanto en sustancia como en forma", señaló Jadad. "Marruecos quiere vender quiere montarse al carro de Arabia Saudita y Estados Unidos contra Irán, es asunto de ellos, pero en cualquier caso no puede presentar ninguna evidencia de estas acusaciones", aseguró.

El 1 de mayo de 2018, el jefe de la diplomacia marroquí anunció la ruptura de las relaciones con Teherán. Según Rabat, "pruebas irrefutables" y "datos muy precisos" demuestran el apoyo militar que el Frente Polisario habría recibido a través de Hezbolá, un movimiento chií libanés aliado de Teherán, y con la participación de la embajada de Teherán en Argel para entregar armas avanzadas, incluidos los misiles Sam 9, Sam 11 y Strella.

"Han pasado varios meses desde que Nasser Bourita dijo [...] que tenía pruebas de estas acusaciones, pero hasta ahora no puede ofrecer ninguna prueba de sus afirmaciones", agregó. "Es un oportunismo político malicioso, [...] Marruecos está acorralado y busca complacer a Arabia Saudita", concluyó.