El apoyo de Iglesias a la independencia del Sáhara puede obligar a partidos convencionales españoles a revisar sus posturas.

> No cabe duda de que los sentimientos de los marroquíes hacia el líder de Podemos vienen de sus declaraciones a favor del pueblo saharaui.



Por Mohamed Mahmud Embarec/ECPS


Política 
Pablo Iglesias durante un mitín/ agencias 


Madrid, 16 Abr 19. -(ECS). Según el periodista y experto en asuntos del Magreb Ignacio Cembrero, el apoyo de Pablo Iglesias a la independencia del Sáhara puede obligar a partidos convencionales españoles a revisar sus posturas.



Cembrero, que cita un diplomático español acreditado en Marruecos, sostiene que en Rabat no acaban de creerse que Iglesias llegue al poder, « pero sí les tiemblan las carnes porque su apoyo a la independencia del Sáhara puede obligar a partidos convencionales españoles a revisar sus posturas».

En un artículo titulado « El cerebro marroquí (y ‘merengue’) de Pablo Iglesias », el ex-corresponsal de El País en Rabat afirma que « la prensa de Casablanca arremete con vehemencia contra un Pablo iglesias al que tachan de «anti-marroquí».

No cabe duda de que los sentimientos de los marroquíes hacia el líder de Podemos vienen de sus declaraciones a favor del pueblo saharaui.

Cembrero recuerda que Iglesias durante una intervención con ocasión del 39ª Conferencia de Apoyo al Pueblo Saharaui celebrada en Madrid en 2014 que « España sigue siendo administrador y soberano del Sáhara Occidental, así que jurídicamente Marruecos está invadiendo un territorio colonial español explotando ilegalmente sus recursos”.



A pesar de esta declaración incendiaria para Rabat, Iglesias, «en esta ocasión, no anunció que cuando llegue al Gobierno denunciará los Acuerdos de Madrid de 1975 que entregaron a Marruecos y Mauritania la colonial española. Fue, sin embargo, el único jefe de un partido que acudió al acto. Se fundió en un abrazo con el líder del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, y arremetió por enésima contra la casta.

En su programa electoral revelado recientemente, Podemos se compromete a establecer “relaciones diplomáticas de alto nivel” con la “República Árabe Saharaui Democrática”.