Buteflika, el hombre que restableció la paz en Argelia, gobernó con paz y dimitió en paz.

Argel, 04 abril de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay y Salem Mohamed/ECS.

● Abdelaziz Buteflika, el hombre que restableció la paz en Argelia, gobernó con paz y dimitió en paz tras fuertes manifestaciones contra su mandato. 

Abdelaziz Buteflika/ agencias 


Abdelaziz Buteflika , el hombre que ha gobernado Argelia desde hace dos décadas, ha presentado su dimisión como presidente del país este martes, en un movimiento sorpresivo. Buteflika, que llegó al poder en 1999, cuando el país norteafricano estaba sumergido en una guerra civil, ha anunciado su decisión en un mensaje difundido por la agencia de noticias de Argelia APS. Sin embargo, el líder de esta región rica en petróleo, es uno de los líderes más destacados en la era poscolonial.

Buteflika nacido en la región occidental de Argelia en 1937, Buteflika pasó a gobernar Argelia durante veinte años a través de "aplastantes" victorias electorales en las que contendió ante una casi inexistente oposición al Frente de Liberación Nacional.

Su principal tarea al asumir era reconstruir el país y su economía, pero sobre todo necesitaba sacar a Argelia de la violencia que constantemente amenazaba con generar una guerra civil por el poder.

La decisión de Buteflika ha llegado cerca de una hora después de que el jefe del Ejército, Gaid Salah, reclamara la aplicación "inmediata" del artículo de la Constitución que permite la inhabilitación del mandatario por motivos de salud.

Salah, quien es además viceministro de Defensa, sostuvo en un comunicado que "no hay tiempo que perder" a la hora de aplicar los artículos de la Constitución que permiten la inhabilitación de Buteflika para "garantizar la gestión de los asuntos del Estado en el marco de la legitimidad constitucional".

Tras cuatro semanas de protestas, los manifestantes en varias ciudades del país habían acusado al Gobierno de ignorar las demandas y las necesidades reales de los ciudadanos. Argelia (42 millones de habitantes), el país más grande de África y el segundo en el mundo árabe, tiene grandes reservas petroleras (estimadas en miles de millones de barriles) y ha conseguido atraer muchos inversores extranjeros y riqueza. Sin embargo, también se ha visto afectado por la bajada del precio de los hidrocarburos en los últimos años.

Hasta que se convoquen elecciones en 135 días, el presidente interino será el presidente del Consejo Constitucional de Argelia, Abdelkader Ben Saleh, según lo estipulado por la Constitución. El decreto de la renuncia de Buteflika ya se ha publicado en la web de la agencia oficial de Argelia (APS) y se espera que Ben Saleh jure el cargo en las próximas horas.

Quién puede sucederle a Buteflika es una incógnita. Ha sido un líder ejemplar en Argelia durante 20 años. El gran afectado tras esa decisión, es su hermano Said Buteflika, de 55 años, que ya fue un asesor de la presidencia y que ahora es requerido por el Tribunal Constitucional de Argelia por corrupción y utilizar poderes no constitucionales para fines personales.

Con la dimisión del general Lyamin Zerwal en 1999, Buteflika, que había empezado a militar en el Partido FLN (Frente de la Liberación Nacional) cuando rondaba la veintena, se convirtió en el único líder de la cúpula de Boumedien llegado al poder . Por su veteranía, por su buena relación con casi todos los países del mundo (es uno de los grandes impulsores de la estabilidad y la paz en África) y por el desarrollo económico del continente africano, es el líder más respetado del espacio postsoviético.