Tras 27 años del alto el fuego, el F.Polisario y Marruecos retoman desde cero las negociaciones diplomáticas.

Madrid, 19 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. Análisis

● El Frente Polisario no espera nada de la próxima reunión de Ginebra.

● La ronda de negociaciones tratará el desminado y las visitas familiares.


Durante manifestación de jóvenes saharauis/Alamy


Los dirigentes del Frente Polisario admiten, por primera vez, que hay interés de las grandes potencias en la resolución del conflicto en el Sáhara Occidental. Sin embargo y tras 27 años de la firma del alto el fuego con Marruecos, el proceso político para la solución del conflicto no avanzó ni un centímetro. Marruecos se aferra a su plan de autonomía para la región mientras los saharauis reclaman ese referéndum prometido por la ONU en 1991.

El enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, ha invitado hoy oficialmente al Frente Polisario, Marruecos, Argelia y Mauritania a una segunda ronda de negociaciones los días 21 y 22 de marzo en Ginebra para intentar avanzar hacia una resolución de un conflicto enquistado desde hace décadas.

La cita tendrá el mismo formato que el encuentro a mesa redonda celebrado en diciembre también en la capital suiza. "El objetivo de la reunión es que las delegaciones inicien un acercamiento necesario para construir una solución duradera "y mutuamente aceptable" que se base en compromisos", según reveló un comunicado de la ONU difundido ayer.

Las consultas de Ginebra del pasado diciembre de 2018 supusieron un hito tras seis años de estancamiento. El comunicado publicado por la ONU utilizó los mismos conceptos empleados en años anteriores y que condujeron al estancamiento actual. Estos conceptos (Solución política justa, duradera y mutuamente aceptable) son para la ONU un paso necesario en el proceso político.

Después de dieciséis años de guerra, se firmó un alto el fuego en 1991. La ONU propone un plan de paz que prevea un alto el fuego y un referéndum a través del despliegue de la Minurso (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental). Actualmente Marruecos ocupa y explota dos tercios del Sáhara Occidental, que denomina "Provincias del Sur", mientras el Frente Polisario controla y administra el resto del territorio, llamado "territorios liberados del Sáhara Occidental". Dicha administración por parte del movimiento saharaui, ha sido puesta en cuestión en varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU en los últimos dos años.

El Frente Polisario aceptó el cese de hostilidades, sin garantías, pero con la promesa de celebrar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental para que el pueblo saharaui pueda decidir sobre su futuro, sin embargo, y tras 27 años, esta consulta nunca se ha llevado a cabo y no hay nada esperanzador en el cercano horizonte.

Marruecos inmediatamente aceptó la celebración de dicho referéndum de autodeterminación, pero años después exigió incluir a los colonos marroquíes, lo que paralizó el proceso por completo. 17 años después, en 2007, Marruecos ofrece un plan de autonomía (Respaldado por España y Francia) y aboga por la inclusión de esta opción dentro de cualquier negociaciones diplomáticas con el Frente Polisario para la resolución final del conflicto.

Tras la última resolución 2240 del Consejo de Seguridad, cada parte la consideró muy positiva para sus reivindicaciones. El embajador de Marruecos ante la ONU, Omar Hilale, subrayó que por primera vez una resolución del Consejo de Seguridad ha consagrado a Argelia como “parte principal del proceso político”. Marruecos siempre ha tratado de incluir a Argelia en las negociaciones sobre el Sáhara Occidental y el Frente Polisario siempre vio en ese objetivo un intento de restar legitimidad a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Por su parte el representante del Frente Polisario ante la ONU, Sidi Omar, afirmó en un tuit (como es habitual) publicado en su cuenta de Twitter: “No esperamos y no pensamos que vaya a salir algún acuerdo de la próxima reunión de Ginebra. Pero si somos capaces de acordar un calendario para el próximo encuentro ya sería un logro en sí."

El fin de la misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso), no sólo supondría la vuelta a las hostilidades vigentes desde 1991, sino también supone el fin de aquel referéndum que los saharauis aspiran desde 43 años.

Estados Unidos criticó el funcionamiento de la misión de los cascos azules desplegados en la región que no ha hecho nada más que vigilar aquel frágil alto el fuego. Para el Asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, la Minurso no está ejerciendo el trabajo para el que fue creada y establecida, "si la misión no ejerce sus competencias para llevar a cabo un referéndum, nos veremos obligados a revisar su mandato". Marruecos acude a las conversaciones diplomáticas previstas por la presión ejercida por la administración de Trump.

Publicar un comentario

0 Comentarios