Los saharauis viven reprimidos y exiliados, mientras la UE expolia sus recursos naturales.

Madrid, 19 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay./ ECS.



El Parlamento Europeo ha aprobado recientemente dos acuerdos comerciales entre la UE y Marruecos contrario al Derecho europeo e internacional. En la práctica, los acuerdos sirven para ampliar las ventajas comerciales para exportaciones a la UE desde el Sáhara Occidental, territorio ocupado ilegalmente por Marruecos desde 1975.

Los contravetidos acuerdos se negociaron sin el consentimiento del pueblo saharaui y se aprueban tras un grave escándalo de conflicto de intereses en el que están implicados, entre otros, la antigua ponente Patricia Lalonde, del grupo de los liberales europeos (ALDE), y Gilles Pargneaux, del grupo socialdemócrata (S&D). Tal y como se ha aprobado, el acuerdo de pesca UE-Marruecos entorpece el proceso de autodeterminación del pueblo saharaui, que tiene lugar en el marco de las Naciones Unida, y contribuye a que una parte del pueblo saharaui sigue en campamentos como refugiado y la otra parte vive reprimida y torturada en los Territorios Ocupados mientras la UE expolia sus recursos.

Cabe destacar que la Izquierda Europea, que ha votado en contra de los acuerdos, habían solicitado que se enviara el texto del mismo al Tribunal de Justicia de la UE para que se pronunciara sobre su legalidad, pero esta propuesta ha sido rechazada en el pleno del Parlamento. Esta decisión tan solo significará inseguridad jurídica para los ciudadanos, consumidores y operadores económicos europeos, ya que con toda probabilidad la Corte de Justicia Europea volverá a declarar ilegal esta extensión del acuerdo al territorio del Sáhara Occidental.

PP, PSOE y C's apoyan la inclusión del Sáhara Occidental en dichos acuerdos ilegales.

El gobierno de España es uno de los pocos estados miembro de la UE que intervino en los procesos de votación a favor de Marruecos, solicitando a sus diputados votar a favor del tratado ignorando la situación del pueblo saharaui en el exilio y la represión en el Sáhara Occidental ocupado.

En diciembre de 2015, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicó una sentencia anulando el Tratado de Libre Comercio que incluye productos agrícolas o pesqueros siempre que se aplicara al Sáhara Occidental.

En la sentencia, el Tribunal afirma que el Sáhara Occidental “no está incluido en las fronteras internacionalmente reconocidas de [Marruecos] (punto 232), y que “el Reino de Marruecos no tiene ningún mandato concedido por la ONU o por otra institución internacional para administrar el [Sáhara Occidental]” (punto 233).

Enfrentado a un furioso Marruecos, que amenaza con poner fin a toda cooperación con la Unión, el Consejo de la Unión Europea se apresuró a recurrir la sentencia.

Ahora parece que un puñado de Estados miembro de la UE intervinieron en el proceso de votación en el Parlamento Europeo, por tanto a favor de la posición de Marruecos. La intervención tuvo lugar durante una audiencia plenaria, que se llevó a cabo en Estrasburgo el pasado 12 de febrero.

El hecho de que España declare a favor de la posición de Marruecos es asombroso. El 4 de julio de 2014, el Tribunal Superior de Justicia Español, la Audiencia Nacional, confirmó que España, no Marruecos, es la potencia administradora del Sáhara Occidental, y que el territorio “no puede ser considerado marroquí”.

La sentencia afirma literalmente que los Acuerdos de Madrid de 1975 que repartían el por entonces Sáhara Español entre Marruecos y Mauritania “es nulo y sin efecto legal”.

“Es más que vergonzoso que España, con la responsabilidad histórica que tiene con el pueblo del Sáhara Occidental, elija ponerse del lado de una dictadura, que invadió brutalmente y se anexó el país de los saharauis.

España tiene la obligación de ayudar a la descolonización del Sáhara Occidental, pero parece que el gobierno de Pedro Sánchez pretende hacer exactamente lo contrario. El rey de España acaba de visitar a su amigo Rey de Marruecos donde se eliminó la cita a la libre determinación del pueblo saharaui.

El acuerdo de asociación UE-Marruecos entró en vigor en octubre de 2012. Debido a las vagas especificaciones territoriales, el acuerdo no sólo permite la entrada de grandes volúmenes de frutas, verduras y productos pesqueros de Marruecos en el mercado de la UE, sino también de partes del Sáhara Occidental que Marruecos lleva ocupando desde 1975.

WSRW ha documentado que bienes procedentes del Sáhara Occidental son exportados a la UE. Garantizando las reducciones arancelarias a productos con origen fuera de Marruecos gracias al acuerdo, la UE aplica una posición muy diferente a la de EE.UU o los cuatro estados europeos miembros de EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio).