Líderes de África del Sur apoyan esfuerzos de Köhler destinados a resolver el conflicto en el Sáhara Occidental.

Pretoria, 27 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Addu Jatri/ AFP 


El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, líder de la potencia continental de Sudáfrica, describió la reunión en la capital sudafricana Pretoria como un "acto histórico de solidaridad con el pueblo saharaui", informa SABC News.

La reunión de dos días, que comenzó el pasado lunes, fue convocada por la Comunidad de Desarrollo de África del Sur (SADC) de 16 naciones, a la que asistieron también líderes de nueve países africanos y ministros de Exteriores de países aliados como Venezuela, Argelia y Nicaragua.

Por otra parte, Marruecos recibió a ministros de 36 países africanos para las conversaciones respaldadas por la ONU para poner fin al conflicto de cuatro décadas en el Sáhara Occidental, una franja del desierto en la costa atlántica de África.

Los delegados que asistieron a la reunión en Marrakech respaldaron una declaración que afirmaba "la exclusividad de las Naciones Unidas como marco para buscar una solución política mutuamente aceptable, realista, pragmática y duradera para el conflicto en la colonia española.

En Pretoria, Sudáfrica, Ramaphosa expresó: "Aquí se reúnen hoy hombres y mujeres de conciencia. Su presencia aquí ... envía el mensaje más claro de que estamos con el pueblo del Sáhara Occidental, según recoge AFP.

"Lo apoyamos, lo apoyaremos y nunca los olvidaremos".

Marruecos, que se anexó el territorio después de que España se retiró en 1975, considera que el Sáhara Occidental es una parte integral del reino.

Ramaphosa dijo que la "solidaridad internacional" acabó con el brutal sistema del apartheid en Sudáfrica "y es la solidaridad internacional la que hará realidad las principales aspiraciones del pueblo del Sáhara Occidental de ser independiente y libre".

Las conversaciones organizadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Sudáfrica están impulsando un referéndum sobre la independencia del Sáhara Occidental.

Por su parte el presidente de Namibia, Hage Geingob, el actual presidente del bloque de la SADC, se refirió al Sáhara Occidental como la "última colonia" de África.

"La comunidad internacional debe continuar apoyando los esfuerzos destinados a resolver de una vez por todas la cuestión del Sáhara Occidental, la última colonia en el continente, para celebrar un referéndum libre y justo para determinar su destino", dijo Geingob.

Una segunda ronda de conversaciones de la ONU terminó el pasado viernes cerca de Ginebra, con el enviado de la ONU, Horst Köhler, admitiendo que "muchas posiciones aún son fundamentalmente divergentes, y aún así se mostró muy optimista y convocó una tercera reunión de Ginebra".