Gaid Saleh; "La única garantía para preservar una situación política estable, es la aplicación del artículo 102".

Argel, 26 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 



El jefe del Estado mayor del Ejército de Argelia ha exigido que el presidente Abdelaziz Bouteflika sea declarado no apto para gobernar después de semanas de protestas contra su mandato.

"Debemos encontrar una salida a esta crisis de inmediato, dentro del marco constitucional", dijo el teniente general Ahmed Gaid Salah en un discurso en la televisión.

El presidente ya acordó no presentarse a un quinto mandato en las próximas elecciones, que se han retrasado.

Se han establecido conversaciones para negociar el futuro político de Argelia, que será dirigido por el veterano diplomático de la ONU, Lakhdar Brahimi.

Las protestas comenzaron hace más de un mes cuando el presidente de 82 años dijo que planeaba postularse para otro mandato en el cargo. Pero el pueblo argelino siguió marchando incluso después de que él aceptó no presentarse, en lugar de eso exigió un cambio inmediato.

El teniente general Gaid Salah dijo anteriormente que los militares y el pueblo tenían una visión unida del futuro, insinuando el apoyo de las fuerzas armadas a los manifestantes.

¿Qué dijo el jefe del ejército?

En su discurso emitido por el Canal 3 público, el jefe del Ejército y el viceministro de Defensa dijo que la constitución era "la única garantía para preservar una situación política estable".

Pidió la aplicación del artículo 102, que permite al Consejo Constitucional de Argelia declarar vacante el puesto de presidente si el líder no es apto para gobernar.

El presidente Bouteflika sufrió un derrame cerebral en 2013, y rara vez se ha visto en público desde entonces.

"Esta solución logra el consenso y debe ser aceptada por todos", dijo el teniente general Gaid Salah al aplauso de los oficiales que observaban el discurso.

La dramática intervención del jefe del Estado mayor de las fuerzas armadas es el último intento después de semanas de protesta sostenida en Argelia.

A principios de este mes, el primer ministro Ahmed Ouyahia anunció su renuncia y fue reemplazado por el ministro del Interior, Noureddine Bedoui.

Mientras tanto, las conversaciones recientemente anunciadas, que aún no tienen fecha, tendrán como objetivo supervisar la transición política del país, redactar una nueva constitución y establecer la fecha para las elecciones.