Ayuda humanitaria, los refugiados y el mantenimiento de la paz en el centro de la mesa redonda de Ginebra.

Ginebra, 21 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Köhler se reúne con la parte saharaui/ SPS cedida a ECS 


La ONU ha convocado al Frente Polisario y Marruecos, así como Mauritania y Argelia, en calidad de observadores, para una segunda mesa redonda que se inicia hoy en Ginebra bajo la mediación del enviado especial del secretario general de la ONU, Horst Köhler. Según han adelantado fuentes diplomáticas, la reunión tratará, entre otras cosas, las ayudas humanitarias, los refugiados saharauis y el mantenimiento de la paz.

La agencia de la ONU para los refugiados (Alto Comisionado), ACNUR, estima que hay más de 170.000 saharauis viven ahora como refugiados en campamentos en la provincia de Tinduf, en Argelia, aunque Marruecos dice que el número es de alrededor de 40,000. Los refugiados saharauis que viven en estos asentamientos dependen casi por completo de la ayuda humanitaria internacional para sus alimentos, agua, educación y otras necesidades básicas.

La mayoría de ellos están separados de sus familias por un muro militar de 2.700 kilómetros que divide el Sáhara Occidental en dos partes, una ocupada por Marruecos, que contiene la mayoría de los recursos naturales, mientras la otra parte, que administra el Frente Polisario, sólo hay un desierto y escasamente poblado.

El resultado de las conversaciones del jueves y viernes podría explicar el futuro de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO, establecida tras la firma del alto el fuego en 1991. En este la ONU prometió a los saharauis una votación sobre la autodeterminación dentro de un año, incluida la opción de la independencia.

Las dos partes se reunieron cara a cara por primera vez en seis años en el pasado mes de diciembre. Tras finalizar estas conversaciones informales, el enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, la consideró como un "primer paso importante" para el proceso de paz estancado desde hace más de seis años.