A pesar de reconocer su sistemática violación de DD.HH, EE.UU vende a Marruecos un lote de armas.

Madrid, 27 marzo de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 



Marruecos de nuevo está rearmando a su ejército en plena ofensiva sobre el Sáhara Occidental ocupado, una colonia española, que la monarquía alauita invadió militarmente en 1975 tras la ''Marcha Verde''. Un rearme facilitado esta vez por Estados Unidos de América.

De nuevo Marruecos está rearmando a su ejército en plena ofensiva sobre el Sáhara Occidental, una colonia española, que la monarquía alauita invadió militarmente en 1975 tras la ''Marcha Verde''.

Los últimos datos oficiales del Departamento de Estado de EE.UU y la defensa, reflejan que Marruecos pretende La adquisición de una gran lote de material de guerra, a Estados Unidos, por un importe de más de 4.8 mil millones de dólares (en conjunto, las ventas de material de defensa aérea y tanques Abrams), según informa Defense News.

Los datos oficiales del 2019 del Ministerio de defensa de los Estados Unidos, revelan que Marruecos hizo una compra por valor de 3.787 millones de dólares en cazas F-16 y 800 millones en material de defensa aérea (misiles aire-aire y radares sacrificados).

Los datos del 2017 reflejan que el gobierno marroquí ha comprado en los últimos años material bélico, a España y Estados Unidos por un importe de más de 760 millones de euros. Sumando a esto, los datos del año 2019, donde Marruecos gastará 3,7 mil millones de dólares en 25 cazas Block 72 F-16 y 0.8 mil millones de dólares en sistemas de misiles y cañones, lo que hace un total de 4.8 mkl millones de dólares en los últim año (2016-2019). Una cantidad mayor al presupuesto de educación en Marruecos, país situado en el puesto 65 del ranking de naciones por inversión en educación.

En el ámbito global, Marruecos es un cliente muy conocido por sus constantes compras de material militar a los países más preparados, ganando así un poco de confianza para continuar con la ocupación del Sáhara Occidental. Y mientras Marruecos, gana enteros en su posición militar, Estados Unidos, pierde muchos enteros en su posición moral, ética y estratégica al vender armas a un país que las encuestas del CIS se empeñan en resaltar como la primera amenaza a la seguridad de los países de la región, incluyendo a España.

Se desconoce qué tipo de garantías ha recibido Estados Unidos de que este material bélico no iba a ser utilizado en acciones que pudieran vulnerar los Derechos Humanos. Estados Unidos es al relator principal de todas la resoluciones sobre el Sáhara Occidental.

Por ello el Ejecutivo de Trump debe aclarar qué garantías fueron adoptadas para asegurar que no se estén cometiendo violaciones de Derechos Humanos con armas de un miembro del grupo de amigos del Sáhara Occidental en el territorio que él defiende su autodeterminación.