El pueblo saharaui celebra el 43 aniversario de la proclamación de la República Democrática del Sahara Occidental.

Campamento de Smara. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay. Fotografía: Gleyilha Nayem/ECS.

Niños saharauis durante la conmemoración de la proclamación de la RASD en el campamento de El Aaiún/Gleyilha Nayem.


Mañana miércoles, 27 de febrero de 2019, se cumplirán 43 años de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) por parte del único y legítimo representante Frente Polisario coincidiendo con el abandono aquel día de las tropas españolas de su provincia 53.

En esta ocasión, la celebración de los 43 años de la entidad saharaui se realizará en los campamentos de Smara.

Los refugiados saharauis han organizado estas últimas cuatro décadas la vida en los campamentos en el suroeste de Argelia de alrededor de 180.000 personas que huyeron de la antigua colonia española cuando Marruecos y Mauritania ocuparon militarmente el territorio.

La denominada por Marruecos ''Marcha Verde' y nombrada por los saharauis "la Marcha Negra" de noviembre de 1975 desencadenó la salida de la colonia por orden del rey de España, un acontecimiento que obligó a miles de saharauis de huir hacia la frontera del Sáhara Occidental con Argelia. 

El proceso histórico que culminó en la 'Guerra del Sáhara' comenzó con el ingreso de España en las Naciones Unidas en 1955, que obligó a Madrid a someterse a los principios del organismo en materia de descolonización de África. 

La presión de la organización internacional a lo largo de los años sesenta obligó a España a aceptar una breve fase de autonomía para su provincia 53 y a fijar para 1975 la celebración del referéndum de autodeterminación.

El 12 de mayo de 1975, una Comisión de Investigación de las Naciones Unidas llegaba al Sáhara y comprobaba que "el Frente Polisario es la única fuerza política dominante en el territorio y que la inmensa mayoría del pueblo desea la independencia".

Tras la invasión militar marroquí y mauritana, se produjo la huida masiva de los saharauis, que fueron atacados violentamente con 'napalm' y fósforo blanco por parte de la aviación marroquí. 

El 14 de noviembre el mismo año, España firmó los Acuerdos Tripartitos de Madrid, por los que entregaba el control territorial (que no la soberanía) a Marruecos y Mauritania. En agosto de 1979, Marruecos se hizo con la totalidad del territorio tras la renuncia de Mauritania a su parte sur del Sáhara Occidental.

El 26 de febrero de 1976, España abandonó el Sahara y el 27 de febrero de aquel año, el Frente Polisario proclamaba la República Arabe Saharaui Democrática, reconocida en noviembre de 1984 por la mayoría de países de la Organización para la Unidad Africana (OUA).

Durante este período de conmemoración, comenzó el éxodo de grandes cantidades de refugiados saharauis que se establecieron en campamentos en la desértica región argelina de Tinduf.

Cese del alto el fuego y el plan de 1991, el referéndum.

Tras 16 años de una guerra cruel, Rabat y el Polisario aceptaron, en agosto de 1988, un Plan de arreglo propuesto por la ONU para un alto el fuego y la organización de un referéndum de autodeterminación en el territorio.

En estos casi 30 años, el referéndum ha sido constantemente bloqueado por la transigencia por parte de Marruecos y su aliado tradicional Francia.

El mandato de la MINURSO se ha ido renovando anualmente desde su establecimiento en 1991. La última de las prórrogas fue el pasado 31 de octubre, que extendió el mandato de la misión de la ONU otros seis más hasta abril de 2019 tras otra renovación similar en el pasado abril de 2018. 

El alemán Horst Köhler es el nuevo enviado especial del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para la región ya que el cargo lo asumió en 2017 en sustitución del estadounidense Christopher Ross, quien había ocupado dicho puesto durante diez años sin generar ningún avance.

El que era presidente de Alemania realizó su primera reunión formal en Ginebra con las partes en conflicto. Al término de ella, Köhler aseguró que "una solución al contencioso es posible".

La principal iniciativa de paz desde el alto el fuego de 1991 corrió a cargo del ex jefe de la diplomacia americana, James Baker, con dos propuestas de paz que presentó a las partes en 2002 y 2003. El llamado 'Plan Baker II' preveía instaurar en el Sáhara Occidental una autonomía y, al cabo de cinco años, celebrar un referéndum sobre la posible independencia.

En Polisario expresó oficialmente en este mes de este año al enviado de la ONU su plena disposición a abrir nueva ronda de negociaciones con Marruecos pero con avances en el proceso de descolonización. Pero Marruecos sigue rechazando y asiste a las negociaciones obligado por la presión de la administración de Trump.