El Fondo de inversiones PM Pension se retira de Marruecos por la ocupación del Sahara Occidental.

Madrid, 18 febrero de 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS.

● El fondo excluye a OCP de sus inversiones por el tema del Sáhara ocupado y los DD.HH.




Uno de los mayores proveedores de materiales de construcción del mundo, la compañía alemana Heidelberg Cement, la compañía de tecnología estadounidense Motorola Solutions y la empresa estatal marroquí OCP Group, se han agregado a la lista de compañías en las que la compañía de pensiones MP Pension ya no quiere invertir.

Esto se hace sobre la base de una evaluación de que las empresas contribuyen a las violaciones de los derechos humanos en sus actividades en áreas afectadas por el conflicto en Cisjordania y el Sáhara Occidental.  
La decisión significa que MP Pension se retiró de Marruecos.

La compañía estatal de fosfato de Marruecos (OCP), responsable de la explotación ilegal de las reservas de fosfato del Sáhara Occidental, ha sido excluida por cuestiones de derechos humanos en el Sáhara Occidental del fondo danés de inversiones MP Pensión, informa el digital danés, Information.

La empresa estatal de fosfatos de Marruecos, Office Chérifien des Phosphates (OCP), ingresó en la Bolsa de Valores de Irlanda en 2015, con una emisión de bonos inaugural de 1.550 millones de dólares. Dos cupones están disponibles; un cupón de 10 años a una tasa del 5.625% y un cupón de 30 años al 6.875%.

El fondo de pensiones danés para inversiones MP Pensión excluyó a OCP de sus inversiones internacionales por "violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado".

Desde que Marruecos invadió el Sáhara Occidental en 1975, OCP se hizo cargo de la gestión de las minas de fosfato del territorio en BuCraa. El Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) concluyó en 2016 y 2018, en 3 sentencias, que la explotación y exploración de las reservas minerales del Sáhara Occidental son una violación del derecho internacional si no se realiza de acuerdo con los beneficios y los deseos del pueblo saharaui, los legítimos propietarios de los recursos.

Durante años, los saharauis han estado protestando contra el comercio ilegal de fosfatos extraídos de su tierra ocupada. En los últimos meses, se pudo observar un aumento en las protestas en los Territorios ocupados del Sáhara Occidental, principalmente contra OCP.

Los saharauis se sienten frustrados de que los trabajos creados a través de la explotación de sus recursos sean entregados a los colonos marroquíes.

Exigen su derecho al empleo y, como afirman las pancartas en las protestas, "una parte justa de nuestra propia riqueza". El régimen marroquí carga cobtra de las protestas causando graves violaciones de los Derechos Humanos.

Durante décadas, Marruecos ha vendido la altamente lucrativa roca de fosfato del Sáhara Occidental como si tuviera derecho a hacerlo. Los ingresos se han volcado de nuevo en la costosa ocupación del Sáhara Occidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario