Sáhara Occidental: lo que se discutirá este 29 de enero ante el Consejo de Seguridad.


Nueva York, 29 de enero 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Rguibi Haidar y Lehbib Abdelhay/ECS.

Horst Köhler, enviado de la ONU en el SáharaOccidental . / DR


El enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, se espera hoy en Nueva York para informar al Consejo de Seguridad sobre la última mesa redonda de Ginebra y las medidas que se propone adoptar para el proceso de paz liderado por la ONU.

Estas consultas in situ se llevan a cabo de conformidad con la resolución 2440, que solicita al Secretario General de las Naciones Unidas que mantenga informado al Consejo de Seguridad sobre los acontecimientos sobre la situación en el Sáhara Occidental, tres meses después de la aprobación de la resolución, o siempre que le parezca oportuno.

Se espera que el ex presidente alemán informe al Consejo de Seguridad de los preparativos en curso para celebrar una segunda mesa redonda en marzo, según fuentes oficiales de la ONU.

Lo más probable es que la reunión sea recibida por una declaración del Consejo de Seguridad, en la que el organismo de las Naciones Unidas debería dar la bienvenida a las primeras conversaciones de Ginebra, al tiempo que destaca el impulso generado por la reanudación de las negociaciones directas entre las partes en conflicto, el Frente Polisario y Marruecos.

Según las mismas fuentes, la aprobación del acuerdo comercial UE-Marruecos, que incluye el Sáhara Occidental ocupado, por parte del Parlamento Europeo se discutirá en esta sesión informativa, la primera realizada desde la Mesa Redonda de Ginebra.

En una carta al Consejo de Seguridad el 18 de enero, el Frente Polisario denunció el acuerdo, descrito como "un obstáculo importante para el proceso dirigido por la ONU", instando a los miembros del Consejo de Seguridad a alentar a los países europeos a que reconsideren su decisión.

El Sr. Köhler también podría proporcionar una evaluación de la situación en la zona de amortiguamiento de El Guergarat. La ONU ya había desmentido acusaciones hechas por Marruecos por una supuesta "violación" del alto el fuego por parte el Frente Polisario.

Otro elemento importante es enfatizar: el regreso de Sudáfrica al Consejo de Seguridad, que podría cambiar completamente la dinámica dentro de este organismo sobre la cuestión del Sáhara Occidental, coinciden las mismas fuentes.

Sudáfrica reiteró recientemente su apoyo al derecho del pueblo saharaui a la libre determinación y al arreglo del conflicto en el marco de la legalidad internacional.

Desde hace un año, la cuestión del Sáhara Occidental ha vuelto a la agenda del Consejo de Seguridad, respaldada por Estados Unidos, que quiere poner fin a este conflicto congelado.

Washington, molesto por el bloqueo del proceso de paz, ha mantenido la presión en el Consejo para apoyar la reanudación de las conversaciones estancadas desde 2012.

La delegación de los Estados Unidos ante la ONU habló de "un nuevo enfoque" de los Estados Unidos para la solución de este conflicto, diciendo que ya no puede haber "renovación técnica como de costumbre" para la misión de paz en la zona.

La administración de Donald Trump, quien ha estado determinado a poner fin al status quo en el Sáhara Occidental, ha apoyado a los esfuerzos del enviado personal para "lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la Autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental".

Apenas dos meses después de la votación para extender el mandato de la MINURSO, el jefe de seguridad Nacional de Estados Unidos (NSC), John Bolton, expresó su frustración por el bloqueo, señalando que ya es el momento para que la misión de las Naciones Unidas organice un referéndum en el Sáhara Occidental para cumplir con su mandato.