Las fuerzas marroquíes reprimen a manifestantes en El Aaiún y Smara.


El Aaiún, 20 de enero 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/agencias 



Las autoridades marroquíes continúan reprimiendo las manifestaciones pacíficas saharauis en los territorios ocupados e impidiendo cualquier acción de protesta por parte de los activistas saharauis para denunciar el controvertido acuerdo comercial entre Marruecos y la Unión Europea y reclamar su derecho a la libre determinación, informa APS.

Una delegación encabezada por la activista saharaui de derechos humanos, Aminetu Haidar, que quería ir a Smara el viernes por la mañana para participar en una manifestación pacífica, fue impedida en El Aaiún por las autoridades marroquíes de continuar su viaje. Según fuentes saharauis, se implementó un importante dispositivo de seguridad en esta ciudad ocupada para evitar que los saharauis se manifestaran en contra del acuerdo comercial entre Marruecos y la UE, adoptado el pasado miércoles por el Parlamento Europeo, considerado "ilegal" por el Frente Polisario y el Tribunal Europeo.

Después de la negativa de las autoridades marroquíes, la delegación saharaui decidió ir a Bojador. Después de recorrer unos 150 km, se les bloqueó que la delegación saharaui continúe su camino, obligada a suspender su participación en acciones de protesta contra el controvertido acuerdo entre Marruecos y la UE.

En vísperas de la votación del Parlamento Europeo, los manifestantes saharauis intentaron celebrar una sentada pacífica en Smara para denunciar este acuerdo que incluía los territorios saharauis sin respetar las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que se pronunció sobre el rechazo de dicho acuerdo y su inaplicabilidad al territorio saharaui, designado como territorio "distinto" y "separado", que no está bajo la "soberanía marroquí".

En este contexto, la ONG Human Rights Watch (HRW) denunció enérgicamente el jueves la política represiva de las autoridades marroquíes contra los militantes saharauis, subrayando que ellos (las autoridades) habían sido más "intolerantes". con respecto a las manifestaciones pacíficas, particularmente en los territorios saharauis ocupados.

Los observadores de Human Rights Watch, que pudieron llevar a cabo misiones en Jerada (Marruecos) y El Aaiún en el Sáhara Occidental en 2018, fueron testigos de la represión de las fuerzas marroquíes contra los saharauis, frecuentemente monitoreados y controlados por agentes del Majzen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario