La ONU reúne las dos partes en conflicto con respecto al Sáhara Occidental en la segunda mitad de marzo.


NACIONES UNIDAS - 31 de enero 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 

Durante manifestación saharaui/agencias 


Se espera que el Frente Polisario y Marruecos se reúnen en una segunda ronda de conversaciones sobre el conflicto en el Sáhara Occidental, una señal esperanzadora tras el llamado del Consejo de Seguridad el año pasado para acelerar el proceso para una solución en la última colonia de África, informa el Washington Post.

El ex presidente alemán Horst Köhler, enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, le dijo al consejo en consultas cerradas que planea mantener conversaciones separadas con todas las partes en febrero antes de convocarlos nuevamente en la misma mesa en marzo.

Köhler logró que Marruecos, el Frente Polisario y sus vecinos Argelia y Mauritania estuvieran alrededor de la misma mesa a principios de diciembre por primera vez en seis años, y aunque no se informaron avances significativos, las partes siguen comprometidas con las conversaciones negociadas por la ONU que cuenten con fuerte respaldo del Consejo de Seguridad.

"Veo esperanzas", dijo el embajador alemán Christoph Heusgen a los reporteros después de la reunión del martes. “La unanimidad del Consejo de Seguridad respecto a este asunto, es un factor muy importante. Este es un conflicto que podemos resolver", afirmó a los periodistas.

Por su parte el embajador sudafricano Jerry Matjila dijo: "Es muy positivo que las partes estén hablando. ... Lo que ha cambiado es que las partes se respetan mutuamente".

El Frente Polisario y Marruecos siguen con las expectativas muy lejanas sobre el futuro de la colonia española del Sáhara Occidental.

Marruecos se anexó el Sahara Occidental, una antigua colonia española, en 1975 y combatió el Frente Polisario durante 16 años. La ONU negoció un alto el fuego en 1991 y estableció una misión de mantenimiento de la paz para monitorearlo y ayudar a preparar un referéndum sobre el futuro del territorio que nunca ha tenido lugar.

Marruecos considera al Sáhara Occidental sus "provincias del sur" y ha propuesto otorgarle una autonomía de amplio alcance al territorio. El Frente Polisario insiste en la autodeterminación a través de un referéndum para la población local, que estima entre 350,000 y 500,000.

El embajador de la ONU en Marruecos, Omar Hilale, reiteró a los reporteros que una autonomía es todo lo que puede ofrecer su país al territorio.

"Esa es la parte superior. Ese es el fondo. Eso es todo, y dentro de la soberanía de Marruecos", dijo. “Sobre esta base, estamos listos para negociarlo y otorgar el mayor poder operativo para la autonomía. Fuera de la autonomía, nada. No estamos listos para negociar nada".

Por otro lado, el representante del Frente Polisario ante la ONU, Sidi Omar, dijo que un referéndum con la independencia como opción es una línea roja para el pueblo del Sáhara Occidental.

"Nuestra posición es muy clara", dijo. "La única forma en que el pueblo saharaui puede ejercer la autodeterminación es a través de un referéndum".

A pesar de las opiniones divergentes, muchos miembros del consejo de se mantienen muy optimistas.

Cuando se le preguntó sobre las posturas atrincheradas, el embajador francés Francois Delattre dijo: "Creo que una de las lecciones en diplomacia, y en este tema en particular, es cada paso a la vez".

Como ejemplo de los obstáculos que hay que superar, Omar dijo que en la reunión de diciembre en Ginebra, el Frente Polisario propuso medidas de implementación de la confianza, incluida la liberación de sus activistas de derechos humanos encarcelados por Marruecos y permitir visitas al Sáhara Occidental a grupos de derechos humanos y observadores internacionales. Omar dijo que los representantes de Marruecos rechazaron esas ideas y no hicieron propuestas propias.

Omar dijo también que el Frente Polisario considera eso como un signo de "falta de interés en avanzar en el proceso, pero aún creemos que debemos trabajar en eso".

Hilale, embajador de Marruecos, dijo que las medidas de fomentar la confianza deberían ser tratadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y no como parte del proceso político. También dijo que no hay prisioneros y que 18 expertos en derechos humanos de Estados Unidos tienen una invitación abierta para venir visitar el Sáhara Occidental ocupado.

Heusgen, de Alemania, dijo que la propuesta de Köhler de respaldar las diferentes medidas de fomento de la confianza en la reunión de marzo incluye un gran apoyo en el Consejo de Seguridad, incluida la remoción de minas y la organización de reuniones familiares en las dos partes del muro.

Publicar un comentario

0 Comentarios