Apoyo unánime del Consejo de Seguridad al enviado de ONU para Sáhara Occidental.


Nueva York (EE.UU), 29 de enero 2019. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS. 


ECS. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas expresó hoy su apoyo a la labor del Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental, el ex presidente alemán Horst Köhler, para relanzar el proceso de las conversaciones diplomáticas formales entre el Frente Polisario y Marruecos, según dijo a la prensa el embajador permanente de Francia ante la ONU, François
 Delattre. 

El diplomático francés, afirmó a la prensa después del briefing del señor Köhler, que "los miembros del Consejo de Seguridad expresaron su "máximo" apoyo a los esfuerzos del Enviado Personal, mientras consideran que su última reunión con las partes en Ginebra constituye un gran avance en el proceso político hacia la solución. Por su parte el emisario de la ONU señaló, durante su comparecencia, que la solución es posible y que la segunda mesa redonda sigue prevista para el próximo marzo en Suiza, según informan fuentes oficiales desde la ONU.

En el mismo sentido, el embajador de Sudáfrica pidió a los 15 miembros del Consejo de Seguridad la liberación de los presos políticos sahrauis en las cárceles marroquíes como medida, entre otras, de crear la confianza entre las partes. El diplomático sudafricano mencionó el "deminaje" del territorio y la necesaria gran atención a la ayuda humanitaria para los refugiados saharauis.

Por otra parte, el representante del Frente Polisario para las Naciones Unidas, Dr. Sidi Mohamed Omar, dijo, en un comunicado, que el Frente Polisario ha pedido al Consejo de Seguridad "acciones concretas" para la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental y pide a los países de la Unión Europea a que reconsideren su enfoque de este tema y apoyen el proceso de paz de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental utilizando el comercio como un incentivo positivo para un acuerdo de paz justo y duradero.

Cabe descartar que el regreso de Sudáfrica al Consejo de Seguridad, podría cambiar completamente la dinámica dentro de este organismo sobre la cuestión del Sáhara Occidental. Sudáfrica reiteró recientemente su apoyo al derecho del pueblo saharaui a la libre determinación y al arreglo del conflicto en el marco de la legalidad internacional.

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Marruecos son dos miembros de la UA, una realidad suficiente para entender que la búsqueda de la solución debería de tomar en consideración.

Desde hace un año, la cuestión del Sáhara Occidental ha vuelto a la agenda del Consejo de Seguridad, respaldada por Estados Unidos, que quiere poner fin a este conflicto congelado.

Washington, molesto por el bloqueo del proceso de paz, ha mantenido la presión en el Consejo para apoyar la reanudación de las conversaciones estancadas desde 2012.

La delegación de los Estados Unidos ante la ONU habló de "un nuevo enfoque" de EE.UU. para la solución de este conflicto, diciendo que ya no puede haber "renovación técnica como de costumbre" para la misión de paz en la zona.

La administración de Donald Trump, quien ha estado determinado a poner fin al status quo en el Sáhara Occidental, ha apoyado a los esfuerzos del enviado personal para "lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la Autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental".

Apenas dos meses después de la votación para extender el mandato de la MINURSO, el jefe de seguridad Nacional de Estados Unidos (NSC), John Bolton, expresó su frustración por el bloqueo, señalando que ya es el momento para que la misión de las Naciones Unidas organice un referéndum en el Sáhara Occidental para cumplir con su mandato.