"Marruecos no tiene nada que ceder más allá del plan de autonomía", fuente oficial marroquí.


Madrid, 04 de diciembre 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Mariam Jawda Mouloudy Lehbib Abdelhay/ECS.

Behiuclo del Ejército saharaui en Guerguerat/ Efe 

Una fuente oficial marroquí, en declaraciones a Efe, dijo que Marruecos "no tiene nada que ceder" ante las conversaciones de Ginebra más allá del plan de autonomía, antes de precisar que Rabat no ve la cita de Ginebra como una negociación sino como una mera "mesa redonda". El Frente Polisario se ha mantenido igualmente inamovible sobre la necesidad del referéndum.

La ONU invitó al Frente Polisario y a Marruecos como partes en conflicto, y a Argelia y Mauritania, en calidad de dos países vecinos en calidad de observadores, a reunirse este mañana en Ginebra para tratar de desbloquear las negociaciones sobre el Sáhara Occidental.

El propósito de esta reunión, según la ONU, es hacer un balance de los acontecimientos desde la última ronda de negociaciones, abordar cuestiones regionales y discutir los siguientes pasos en el proceso del Sáhara Occidental.

Las expectativas para esta nueva ronda de negociaciones, las primeras entre la RASD y Marruecos en seis años, son más bien "bajas". El objetivo principal es llegar a un acuerdo para relanzar las negociaciones diplomáticas formales. Pero incluso eso puede ser difícil ya que el Polisario insiste en la celebración de un referéndum sobre la independencia en el Sáhara Occidental tal y como los fue prometido tras la firma del alto al fuego en 1991. En cambio Marruecos se aferra en que un plan de "autonomía avanzada", que presentó oficialmente al Secretario General de la ONU en 2007, debería ser la base para las negociaciones.

La presión ejercida por la administración de Donald Trump ayudó a reiniciar estas conversaciones auspiciada por la ONU. En 31 de octubre de 2018, el Consejo de Seguridad de la ONU votó la renovación, por sólo sies meses, de la Minurso, misión de la ONU para referéndum en el Sáhara Occidental.

Tras el fracaso de siete rondas de negociación durante varios años, el mediador de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, ha proclamado esta semana la reanudación del diálogo de paz en Ginebra durante los próximos dos días. El Gobierno de Marruecos enfrió este martes, sin embargo, el clima de optimismo al amenazar con boicotear las conversaciones si el Frente Polisario sigue insistiendo en exigir como condición previa la celebración del referéndum como base de cualquier diálogo sobre el futuro del territorio.