Marruecos dice que los asesinos de las turistas nórdicas no tienen contacto con el Estado Islámico.




ECS/internacional

Madrid, 24/12/2018.- (El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay. | Agencias
|


Resultado de imagen de Boubker Sabik maroc
El grupo que decapitó a las dos jóvenes nórdicas/Agencias


El portavoz del Ministerio del Interior marroquí, Bubker Sabik, ha asegurado este domingo que los responsables del asesinato de las dos turistas nórdicas en el monte de Toubkal, a 70 kilómetros de Marrakesh, actuaron solos pese a que en un vídeo de reivindicación juran lealtad al Estado Islámico (DAESH), según declaraciones del funcionario a la televisión marroquí recogidas por la agencia Europa Press.

El funcionario marroquí ha señalado también que el ataque es un "acto de lobos solitarios" que no tiene nada que ver con el terrorismo internacional (ISIS). "Este crimen no está coordinado con el Estado Islámico. Los lobos solitarios no necesitan permiso de su líder", ha argumentado.

Desde un primer momento las circunstancias del crimen y las pistas halladas en el lugar apuntaban a un "crimen singular" y por eso se asignó el caso a la Oficina Central de Investigación Judicial, ha indicado Sabik.

Sabik reconoce que 1.692 marroquíes viajaron a Libia, Siria e Irak para enrolarse en las filas del ISIS y que unos 300 de los cuales ya han sido arrestados. 


El pasado lunes 17 de diciembre, dos jóvenes escandinavas fueron decapitadas en Marruecos, en la localidad de Imlil en la provincia de Alhauz en el monte de Toubkal (pico del Atlas), lo que generó gran indignación entre la sociedad. Los informes policiales, dos franceses se dieron cuenta de la existencia de dos mujeres decapitadas en un costado del Alatlas Alkabir, en la periferia de la ciudad cercana a Marrakech.

Cuando los elementos de la Policía marroquí y agentes de servicio judicial arribaron al lugar, fueron notificados que las cabezas de las mujeres fueron abandonadas y separadas de sus cuerpos. Las dos turistas eran de Noruega y de Dinamarca.

Al día siguiente del "crimen atroz", en un comunicado, la Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, por sus siglas en francés), determinó que los sospechosos pertenecen a una organización terrorista muy peligrosa que opera en Marruecos. La misma fuente difundió las imágenes de los cuatro terroristas fugados añadiendo que son naturales de Marrakech, han logrado huir.