Estados Unidos impulsa nuevas conversaciones de paz en el Sáhara Occidental.


● Suiza acoge las negociaciones, que serán lideradas por el enviado especial de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Horst Köhler.

Ginebra, 03 de diciembre 2018.-El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ ECS. 

Mujer saharaui/ agencias 

En un aparente giro en su política exterior, el Gobierno de Estados Unidos exigió el desbloqueo inmediato del plan de arreglo en el Sáhara Occidental y el establecimiento de una mesa de negociaciones liderada por Naciones Unidas. El embajador estadounidense ante la ONU, Jonathan Cohen, incluso llamó a poner fin al impasse actual en la región y permitirle a la misión de la ONU para el referéndum en el Sáhara Occidental hacer su el trabajo.

La situación actual en la región y los recortes en las misiones de paz en el mundo, habrían llevado a Estados Unidos a adoptar esta nueva política. "Llegó el momento de sentar en la mesa de las negociaciones”, dijo Cohen durante la adopción de una resolución sobre la Minurso el pasado 31 de octubre.

La exigencia de Washington llega justo cuando el conservador y ex embajador de los Estados Unidos ante la ONU, John Bolton, toma el cargo como jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos.

"Tomar la oportunidad”

La administración de Trump incluso fue más lejos en sus palabras y llamó a Rabat, tradicional aliado de Washington en el norte de África, a entrar en negociaciones directas con la República Saharaui para buscar una solución al conflicto. El enviado especial de Naciones Unidas a la región, Horst Köhler, será quien medie en las conversaciones de este miércoles. El ex presidente alemán y enviado especial del secretario general de la ONU dijo que el objetivo es sentarlos a todos en la mesa de negociaciones "sobre la base de un diálogo franco, realista y de buena fe".

El Ejecutivo estadounidense dio la bienvenida a los últimos "llamados a que se reanude de forma inmediata el proceso político y las medidas para alcanzar el fin de la ocupación del Sáhara Occidental" y llamó a todas las partes "a tomar esta oportunidad para comprometerse de forma constructiva con nuestros esfuerzos actuales para reanudar rápidamente las consultas políticas con el fin de acordar un marco para las negociaciones políticas y medidas para construir la confianza”, explica Cohen.

Cabe recordar que la última resolución del Consejo de Seguridad (2240) exigía a las partes en conflicto, el Frente Polisario y Marruecos, reiniciar las negociaciones directas, sin condiciones previas y con buena fe. A estas negociaciones convocadas por la ONU para este viernes y sábado, contarán también con la participación de Argelia y Mauritania en calidad de países observadores.

Ese órgano acordó el pasado octubre prorrogar sólo por seis meses, hasta el 30 de abril de 2019, la misión de la ONU en la zona (Minurso), con el fin de presionar para que se retomen las conversaciones.

Estados Unidos, que impulsó la propuesta, defendió entonces que si para abril no había progresos en las negociaciones hacia una solución "realista" y "viable" al conflicto, habría que estudiar otras medidas para terminar con el bloqueo que dura años.