Un día como hoy en 1975, Marruecos inicia la Marcha Verde, Ejército español se retira del Sáhara.





Madrid, 06 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay./ ECS.

● Se cumplen 43 años de la Marcha Verde.

La marcha verde/agencias 




El 6 de Noviembre de 1975 Marruecos inició la Marcha Verde. 350.000 personas, con la ayuda de 25.000 soldados, cruzaron la frontera del Sáhara Occidental, entonces colonia española. El desgarrador final de la presencia española en el Sáhara Occidental comenzó a escenificarse el 6 de noviembre de 1975, hace hoy 43 años. Fue el día en que 350.000 civiles enarbolando banderas marroquíes, acarreando retratos de su rey, Hasan II, y blandiendo como única 'arma' el Corán, cruzaron envalentonados la última frontera de la España colonial en la llamada "Marcha Verde".





LOS ACUERDOS TRIPARTITOS DE MADRID.

En Madrid, a 14 de noviembre de 1975 y reunidas las delegaciones que legítimamente
representan a los Gobiernos de España, Marruecos y Mauritania, se manifiestan de acuerdo en orden a los siguientes principios: 

1º) España ratifica su resolución -reiteradamente manifestada ante la ONU- de descolonizar el territorio del Sahara occidental poniendo término a las responsabilidades y poderes que tiene sobre dicho territorio como Potencia Administradora.




2º) De conformidad con la anterior determinación y de acuerdo con las negociaciones propugnadas por las Naciones Unidas con las partes afectadas, España procederá de inmediato a instituir una Administración temporal en el territorio en la que participarán Marruecos y Mauritania en colaboración con la Yemaá y a la cual serán transmitidas las responsabilidades y poderes a que se refiere el párrafo anterior. 
En su consecuencia, se acuerda designar a dos Gobernadores Adjuntos, a propuesta de Marruecos y Mauritania, a fin de que auxilien en sus funciones al Gobernador General del territorio.

La terminación de la presencia española en el territorio se llevará a efecto definitivamente, antes del 28 de febrero de 1976.





3º) Será respetada la opinión de la población saharaui, expresada a través de la Yemaá.

4º) Los tres países informarán al Secretario General de las Naciones Unidas de lo establecido en el presente documento como resultado de las negociaciones celebradas de conformidad con el artculo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

5º) Los tres países intervinientes declaran haber llegado a las anteriores conclusiones con el mejor espíritu de comprensión, hermandad y respeto a los principios de la Carta de las Naciones Unidas, y como la mejor contribución al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

6º) Este documento entrará en vigor el mismo día en que se publique en el Boletn Oficial del Estado la “Ley de Descolonización del Sahara”, que autoriza al Gobierno español para adquirir los compromisos que condicionalmente se contienen en este documento. Ver AQUÍ.

CARLOS ARIAS NAVARRO - AHMED OSMAN - HAMDI MOUKNASS.

El documento de aprobación de los Acuerdos Tripartitos de Madrid se puede ver pinchando AQUÍ.

El 26 de Febrero de 1976 España retira sus tropas y abandona a la población saharaui que pasa a ser de dominio marroquí. 

Hoy 6 de Noviembre de 2018, se cumplen 43 años de aquel acto de cobardía, de aquel despropósito, de aquel abandono soez por parte de España de todo un pueblo acogido a sus leyes y a su protección internacional y este país sigue atrapado en su propia vergüenza, en su increíble dejadez, en una política de pánico insuperable ante el sátrapa marroquí que no solo se permite desoír una y otra vez las resoluciones del máximo órgano de jurisdicción universal (la ONU) sino que se atreve a presionar y chantajear permanentemente a los dirigentes españoles en base sin duda al permanente apoyo que recibe del imperialismo estadounidense y a la reconocida debilidad militar española. 

Aunque periódica y tímidamente las instituciones españolas, presionadas por los grupos parlamentarios de izquierdas y más que nada para cubrir un expediente asaz vergonzoso, se permiten reconocer la responsabilidad que arrastra todavía a día de hoy el Gobierno español en el conflicto saharaui.