Razones detrás de la abstención de Rusia: ambigüedades sobre el principio de autodeterminación del pueblo saharaui.




Madrid, 02 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).




Por Mariam Jawda Mouloud/ ECS. 

Embajador de Rusia ante la ONU/ agencias





La resolución presentada por EE.UU sobre el Sáhara Occidental ante el Consejo de Seguridad de la ONU, obtuvo 12 votos a favor y tres abstenciones. Rusia, Etiopía y Bolivia fueron los tres países que se abstuvieron a esta resolución. Según el diario Sputnik, la razón de la abstención de Rusias es que la delegación rusa ve ciertas ambigüedades en el texto de dicha resolución que irían en contra de los principios de la ONU.



Según declaró el embajador ruso en la ONU, Vassili Nebenzia, publicado por Sputniknews: “La comunidad internacional, y en especial el Consejo de Seguridad, debe favorecer el proceso de negociaciones, iniciado por Horst Köhler, quien ha proporcionado una oportunidad única para progresar en la cuestión saharaui. Vista nuestra cooperación colectiva, debemos apoyarnos bajo los criterios ya adoptados por el Consejo, que tienen en cuenta conforme a sus resoluciones los intereses de las partes implicadas, que se basan en el principio de la aceptabilidad recíproca de una decisión eventual y que implica la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental en el marco de los proceso correspondientes a los principios y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas”.

Asimismo ha indicado que “la aceptabilidad recíproca de una decisión es un requisito previo esencial para una solución estable”.

“Lamentablemente, nos abstenemos a esta resolución al considerarla como un intento de anclar una ambigüedad en relación con los criterios que se mencionan anteriormente” continuó explicando el Nebenzia.

“Los intentos de desafiar las bases de asentamiento ya acordadas en el Sáhara Occidental ", agregó," constituyen la razón principal por la que nos negamos a apoyar el proyecto estadounidense. Sin embargo, decidimos no bloquearlo dada la importancia del mandato en cuestión para garantizar la estabilidad en la región para el próximo referéndum”.



Los próximos días 5 y 6 de diciembre tendrán lugar en Ginebra las negociaciones directas entre el Frente Polisario y Marruecos, a las que asistirán también Argelia y Mauritania como observadores.

Por su parte, El Frente Polisario reclama la celebración de un referéndum de autodeterminación. En cambio Rabat se mantiene hostil ante cualquier otra solución que no sea la autonomía bajo soberanía marroquí.