Rabat busca complacer a Mauritania para suavizar su posición en Ginebra.







Militares del Frente Polisario cerca del campo de refugiados saharauis de Dajla (Argelia) en mayo de 2012 - luis de vega


Nouakchott, 03 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay./ ECS.



● Este viernes, el presidente mauritano, Mohamed uld Abdel Aziz recibió en Nouakchott a Nasser Bourita, ministro marroquí de Exteriores y portador de un mensaje del Rey de Marruecos, Mohamed VI, aunque su contenido no se divulgó.

Según anunció hoy desde Nouakchott el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita; "Marruecos y Mauritania celebran "importantes transformaciones" en las relaciones bilaterales entre los dos pueblos hermanos", dijo Bourita en un comunicado después de una audiencia con el presidente mauritano Mohamed uld Abdel Aziz.



El ministro marroquí asegura que "hay un deseo común de crear un fuerte impulso en las relaciones bilaterales a todos los niveles". Mauritania por su parte no ofreció declaraciones tras estas reuniones.

Las relaciones bilaterales entre Mauritania y Marruecos han conocido durante la última década grandes dificultades que incluso llegaron hasta la ausencia del embajador de Mauritania en Rabat durante 4 años antes de su regreso a finales del año pasado.



Históricamente la posición de Mauritania respecto al conflicto del Sáhara Occidental, siempre ha sido contraria a las tesis expansionistas de Marruecos y Francia. Mauritania, como país observador, acaba de aceptar la participación en conversaciones diplomáticas sobre el Sáhara Occidental convocadas por la ONU los días 5 y 6 de diciembre en Ginebra.

Según expertos y analistas, la visita del jefe de la diplomacia marroquí a Mauritania produce en este contexto particular para Rabat y que busca complacer al Gobierno mauritano para suavizar su posición en Ginebra.

Bourita destacó que Mohamed VI comparte el mismo deseo común con el presidente de Mauritania de impulsar las relaciones al "nivel que merecen, dados los fuertes vínculos entre los dos países y pueblos hermanos".



Oficialmente, Mauritania observa una estricta neutralidad en el conflicto del Sáhara Occidental, al tiempo que reconoce a la República Árabe Saharaui Democrática, ya que siempre cuida de no incomodar a sus dos poderosos vecinos del norte, Argelia y Marruecos. ECS