"Me ha sorprendido el grado de compromiso y la alta participación de la juventud saharaui en la manifestación".







Madrid, 20 noviembre 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay./ ECS.

● La gente joven debe ser el futuro de la causa saharaui. Me ha sorprendido el grado de compromiso y la alta participación de la juventud saharaui. 


Miembros de Amnat Thawra en la manifestación/ foto de redes sociales 





¿Cómo ha sido la participación de Amnat Thawra en la manifestación Estatal de Madrid?

La verdad es que ha sido ilusionante, y estamos seguras de que será la última manifestación por la independencia del Sáhara Occidental. Teniendo en cuenta que Amnat Thawra es una organización relativamente joven, no podíamos quedarnos al margen de la lucha del pueblo saharaui, que es justa y dura ya demasiado. Desde luego, mientras esa situación se mantenga, nuestro colectivo tiene la obligación moral de estar en las reivindicaciones de nuestro pueblo. Y desde luego, Amnat Thawra, ha venido para quedarse.

Cómo valoras, desde una óptica feminista, esta movilización por la autodeterminación del pueblo saharaui?

Somos una organización feminista, no un grupo político, pero para nosotras, la lucha por la libertad de nuestro pueblo es también la lucha por un Estado en el que las mujeres podamos auto realizarnos en cualquier actividad que nos propongamos. La lucha por la libertad es, por tanto, una lucha por las libertades y los derechos de la mujer saharaui. Esto es especialmente cierto cuando pensamos en todas las mujeres saharauis que viven en las zonas ocupadas por Marruecos. En este caso, a la ya de por sí mala situación de las mujeres se une la opresión del país ocupante. Es necesario un estado saharaui libre para que la mujer pueda conquistar sus derechos, y normalizar su situación en nuestra sociedad. Para eso queda mucho camino.

¿Hubo una amplia participación juvenil? Y si es así, ¿cual es el papel principal del papel de los jóvenes saharauis en la diáspora?.

La gente joven debe ser el futuro de la causa saharaui. Me ha sorprendido el grado de compromiso y la alta participación de la juventud saharaui.
Además, hay que decir que tenemos una generación de gente cada vez mejor formada y eso trae aires nuevos. La gente joven está comprometida con la causa saharaui, pero también notamos como feministas que cada vez se acerca más a nuestros planteamientos y ve la necesidad de cambiar ciertos hábitos y roles de la mujer tradicionales, para que esta pueda empoderarse y lograr con ello una sociedad más igualitaria.

En cuanto a la diáspora, creo, y lo digo por experiencia, debe servir de altavoz de nuestro conflicto, de nuestra cultura y tradiciones, para sensibilizar a la sociedad española con la justicia de nuestra causa, para tratar de convencer a las instituciones españolas y con ello, lograr una resolución pacífica y satisfactoria del problema del Sahara Occidental.

Última pregunta Lala, ¿qué papel desempeña la organización Amnat Thawra en la lucha diaria por la libertad de los y las saharauis?


La primera cuestión a la que me quiero referir es a la idea de la utilidad del feminismo para nuestra sociedad saharaui. El feminismo es una herramienta para construir una sociedad mejor, que pasa por la equiparación de derechos y libertades de la mujer en la sociedad al mismo nivel que el hombre. Soy consciente de que superar las barreras de status y roles en nuestra sociedad no es una conquista que se pueda lograr en poco tiempo. Pero creo que la semilla que plantamos florecerá en próximas generaciones, pero es necesaria plantarla, y abonarla con razones y con argumentos.

Yo creo que es una muy buena noticia para una república saharaui independiente encontrar personas como las que integran AMNAT THAWRA que trabajen por una sociedad igualitaria. Y que para superar un proceso de descolonización y avanzar hacia la independencia como está haciendo la RASD, es necesario contar con una sociedad saharaui más plural, igualitaria y madura democráticamente y por tanto, es claramente positivo que surjan iniciativas feministas que permitan avanzar hacia este objetivo.

Una sociedad donde la mujer sea libre de decidir si usa o no una vestimenta, donde co-decide con el hombre, el futuro de una familia, una empresa o el futuro de su país. Una sociedad plural es más democrática, más abierta y tolerante y por tanto, más preparada para asumir el reto de dirigir su destino en libertad.
El feminismo, por tanto, es una herramienta más al servicio de la causa de la libertad de nuestro pueblo.