Lobby marroquí en la UE y su intento para convencer sobre el Sáhara Occidental.


Bruselas, 25 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Mariam Jawda Mouloud/ ECS.


Parlamento Europeo/ agencias 

En el seno de las oficinas de Bruselas, se encuentra la firma de lobby Hill+Knowlton Strategies donde opera a sus anchas una fundación internacional que sirve al gobierno marroquí.

La Fundación EuroMedA, que se inauguró este verano, es una ocurrencia del eurodiputado socialista francés Gilles Pargneaux, con el objeto de crear un fórum de debate sobre cómo crear un puente entre África y Europa en materias como la inmigración o el cambio climático.

"Fue una propuesta mía y no tiene nada que ver con Marruecos", dijo Pargneaux a The UE Observer el pasado 20 de noviembre, señalando que esta fundación tampoco está relacionada con su trabajo como eurodiputado.

Sin embargo, todo indica a que con esa creación se pretende influenciar en la próxima votación del tratado comercial entre la Unión Europea y Marruecos.

La líder de negociación del tratado, la liberal eurodiputada francesa, Patricia Lalonde, forma parte de la junta EuroMedA al igual que otros ex ministros marroquíes y altos rangos del Ministerio de Agricultura de Marruecos.

De hecho, el pasado martes, el ex ministro marroquí de Industria y Asuntos Exteriores, Salaheddine Mezouar, fue nombrado como vicepresidente de la EuroMedA. Convendría tener en cuenta que Mazouar también lidera un grupo de lobby, con sede en Casablanca que defiende, promociona y representa los intereses de las empresaa marroquíes.

También habría que recordar que esta fundación no figura en el registro de lobby de la UE.

La semana pasada, Pargneaux y otros dos eurodiputados en EuroMedA, presentaron una enmienda al acuerdo comercial de Lalonde, que modera una provisión para trazar la exportación agrícula del Sáhara Occidental a Europa.

El acuerdo comercial es muy controvertido ya que se extiende al territorio en disputa del Sáhara Occidental, que fue invadido por Marruecos desde 1975. Aunque la ONU no reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, lo cierto es que la Unión Europea ha firmado varios acuerdos comerciales con Marruecos que expoliaban los recursos naturales saharauis.

Y todo a pesar de las sentencias (diciembre 2016 y julio 2018) emitidas por el Tribunal de Justicia de la UE, que dictaban que los acuerdos agrícolas y de pesca de la UE con Marrucos incluyendo el territorio del Sáhara Occidental eran ilegales.

Pargneaux concibe al Sáhara Occidental como una tierra de nadie y no pertenece a Marruecos. Pero, al mismo tiempo, elogia a Marruecoa ya que, según él, invierte para el desarrollo de la zona.

Ahora, se espera que en enero próximo se vote el Parlamento Europeo, el acuerdo entre la UE y Marruecos que pretende extenderse al territorio saharaui.

La función de la Fundación EuroMedA, es intentar ejercer influencia directa sobre la toma de decisión en el Parlamento Europeo.

Uno de los fundadores de esta fundación es Mohamed Cheikh Biadillah, ex ministro de Salud del Reino de Marrueco, cuyo hermano es una gran personalidad del Frente Polisario y ocupa el primer puesto en la organización política y militar saharaui.

Otro miembro de la EuroMedA es el director ejecutivo de Hill+Knowlton Strategies, Alain Berger.
En 2016, Marruecos pagó a Hill+Knowlton de 200.000 a 300.000 euros en tasas de lobby y ha sido uno de sus mayores clientes en Bruselas.