Marruecos desinforma sobre la Resolución 2440 y la prensa marroquí se hace eco de ello.


Madrid, 05 noviembre 2018. -(El Confidencial Saharaui).



Por Mariam Jawda Mouloud/ ECS.

● Marruecos desinforma sobre la Resolución 2440 y la prensa marroquí se hace eco de ello.


Jóvenes Saharauis durante manifestación en Madrid/ archivo agencias.




Fiel a su política por negar la existencia del Frente Polisario como entidad internacionalmente reconocida, y por ende, la RASD, afirmando siempre que la otra parte del conflicto es Argelia, y no el Frente Polisario o la RASD. Marruecos es capaz de incluso darle otra lectura a la Resolución 2440 sobre la situación del Sáhara Occidental emitida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el pasado 31 de octubre.

El embajador marroquí ante la ONU, Omar Hilale, declara en una rueda de prensa, que “la aprobación de la resolución constituye un avance importante en la gestión del "Sahara Occidental por el Consejo de Seguridad. Aporta novedades, confirma realidades y reafirma parámetros fundamentales.”



Según la interpretación que hace Hilale, el documento “consagra por primera vez a Argelia como parte principal dentro del proceso político”, subrayando que el país vecino “participará en las negociaciones de Ginebra con la misma calidad que Marruecos y Mauritania”, afirma el embajador marroquí.

Sin embargo, al indagar en la Resolución 2440, se aprecia que ésta habla de otra cosa totalmente diferente. Dicho documento insiste en separar las “partes” implicadas del conflicto (el Frente Polisario y Marruecos) de los “países vecinos” (Argelia y Mauritania). He aquí algunas citaciones textuales extraídas del documento como ejemplos: “Comprometer las partes, en este contexto, a mostrar mayor voluntad política para llegar a una solución” y “alentar a los países vecinos a contribuir en el proceso político”.



Es más, en esta alusión se ve claramente ésta separación: “una vez más se pide a las partes y a los Estados vecinos cooperar con mayor intensidad con la Organización de las Naciones Unidas, mayor colaboración los unos con los otros y participar más plenamente en el proceso en curso con el fin de progresar hacia la vía de una solución política”. En ningún momento consagra Argelia como parte clave en el conflicto, tal y como afirma el Embajador marroquí.

Y, cuando la resolución no emplea el término Estados vecinos para referirse a Argelia y Mauritania, entonces alude a ellos como “Estados de la región”: “Exhorta a las partes y los Estados de la región a trabajar de manera constructiva junto con la Minurso.”



De hecho la única vez en la que las “partes” y los “países vecinos” son citados sin distinción es cuando el Consejo felicita las “decisiones de Marruecos, el Frente Polisario, Argelia y Mauritania de haber aceptado las invitaciones del Enviado personal de la ONU para participar en una ronda de negociaciones en Ginebra los días 5 y 6 de diciembre 2018”

Es este párrafo que le habrá servido a Hilale como “prueba” para respaldar sus declaraciones?, se pregunta el digital marroquí Yabiladi. El mismo digital afirma que la diplomacia marroquí ha fracasado en su intento de convencer a las potencias internacionales del rol clave de Argelia dentro del conflicto del Sáhara Occidental. A pesar de una potente campaña que pretende excluir al Polisario y hacer entender que sólo se trata de un conflicto entre Marruecos y Argelia, sin embargo, la comunidad internacional sigue viendo a Argelia como un país vecino, como ha hecho en otras negociaciones pasadas; como un país observador, tal y como lo es Mauritania.