Éstas son las propuestas del Frente Polisario y Marruecos para la reunión de Ginebra.


Madrid, 27 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/agencias/ ECS..

● El punto novedoso que incorpora la propuesta del Frente Polisario es la invitación a Marruecos de ampliar el horizonte de miras y aprovechar el proceso para visualizar los términos recíprocamente ventajosos en los dos supuestos —independencia o autonomía— que entrarían en vigor al día siguiente de los resultados de la consulta.

Enviado de ONU para el Sáhara Occidental durante visita a los campamentos saharauis/ agencias 

El ex presidente alemán Köhler se ha implicado de forma muy activa para que se emprendan estas negociaciones. Por ello, la República Árabe Saharaui (RASD) y el Gobierno de Marruecos se reunirán el próximo 5 y 6 de diciembre en Ginebra (Suiza) en una "mesa redonda" auspiciada por las Naciones Unidas en la que también participarán como países observadores Argelia y Mauritania. Las últimas conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario se remontan al año 2012 en Manhaset (Estados Unidos), hace exactamente seis años.

El proceso actual que dirige en nombre de la ONU, el ex presidente alemán y enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Horst Köhler, no parte en realidad del plan de arreglo de 1991, sino en 1979. En ese año, cuatro años después de la retirada de España, la Resolución 3437 (1979) de la Asamblea General de las Naciones Unidas insta a Marruecos a “poner fin a su ocupación militar del Sáhara Occidental y a negociar con el Frente Polisario, "en calidad de legítimo representante del pueblo saharaui, los términos de un alto el fuego y las modalidades de un referéndum de autodeterminación donde el pueblo saharaui pueda decidir sobre su futuro”. Dice Doce años después, en 1991, la persistencia de la ONU y de la OUA (actual Unión Africana) y el resultado de 16 años de una guerra cruel lograron convencer a Hassan II a aceptar la organización de un referéndum de autodeterminación en el que el pueblo saharaui pueda elegir libremente entre la integración con Marruecos o la independencia. A día de hoy, Marruecos continúa dando la espalda.

Tras rechazar el Plan Baker2, Marruecos comunica en abril de 2004 al difunto ex-secretario general de la ONU, Kofi Annan, que se opondrá a todo plan de paz que incluya la opción de la independencia del Sáhara Occidental con el argumento de que la independencia “pone en entredicho la soberanía marroquí sobre el territorio”. Sesis meses después Annan responde en su informe de octubre de 2004 que la “opción de la independencia ya había sido aceptada por Marruecos en el Plan de arreglo de 1991”.


https://www.elconfidencialsaharaui.com/2018/11/fatma-mehdi-la-primera-mujer-en-ocupar.html
Fatma Mehdi, la primera mujer en ocupar un puesto en la negociación con Marruecos, que tendrá lugar en Ginebra. 

En junio de 2007, animado por algunos funcionarios de la Administración Bush, el ex presidente francés Jack Chirac, José Rodríguez Zapatero y Sarkozy, Marruecos presenta a la comunidad internacional su famosa propuesta de “autonomía avanzada”, que es contrarrestada por la propuesta brillante del Frente Polisario presentada un día antes al secretario general de la ONU.

El Consejo de Seguridad de la ONU toma nota de las dos sin calificar a ninguna de ellas de “seria o creíble” como lo quiere hacer ver Marruecos. No hay más que leer el texto de la Resolución 1754 (2007). Sobre la base de estos desarrollos, se iniciará el proceso de Ginebra en los pocos próximos días.

La “tercera vía” que propuso Rabat es en realidad una solución unilateral destinada a legitimar un “botín de guerra”. Su pecado capital radica en la presunción irrealista de que la comunidad internacional y el Frente Polisario aceptarían de entrada su premisa esencial, es decir, la soberanía marroquí proclamada unilateralmente sobre el Sáhara Occidental.

La propuesta saharaui es diferente de la de Marruecos en la medida en que deja abierta la posibilidad a todas las opciones reconocidas por la ONU para una cuestión de descolonización y, por consiguiente, a todas las soluciones, incluidas la independencia y la autonomía o la integración.

Las negociaciones, según visión del Frente Polisario, deben situar el centro de gravedad en la consulta al pueblo saharaui y su finalidad estriba en remover los obstáculos en el camino del referéndum de autodeterminación.

Esta visión ha sido revalidada por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en su informe de octubre de 2018, al decir que “conocer la opinión del pueblo saharaui (referéndum de autodeterminación) es el elemento central en la búsqueda de toda solución justa y duradera”. También lo avaló el Consejo de Seguridad de la ONU en su última resolución 2240 del mismo mes.

El punto novedoso que incorpora la propuesta del Frente Polisario es la invitación a Marruecos de ampliar el horizonte de miras y aprovechar el proceso para visualizar los términos recíprocamente ventajosos en los dos supuestos —independencia o autonomía— que entrarían en vigor al día siguiente de los resultados de la consulta.