El Polisario pide a España que actúe con firmeza con Marruecos como hizo Aznar en 2002.





Bruselas, 13 noviembre 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por EP/ ECS.


Presidente de la República Saharaui durante festejos 




"Francia y España están intentando involucrar a la Unión Europea en una posición totalmente negativa que no contribuye a nada y obstaculiza toda esta búsqueda de una solución", ha denunciado El presidente del Parlamento saharaui Jatri Adduh en declaraciones a Europa Press. "Pretenden arrastrar al resto y a la Unión Europea para volver a una empresa totalmente ilegal e injusta", ha apostillado, al tiempo que ha criticado que "la Comisión Europea no ha consultado con el Frente Polisario este tema".

Además, ha acusado a Marruecos de utilizar el "chantaje" a España y Europa respecto al Sáhara occidental para no cortar su cooperación en inmigración o para combatir el terrorismo y ha defendido que "mientras España y Europa no traten a Marruecos con firmeza y fuerza Marruecos va a seguir utilizando esta carta".



"Marruecos sigue utilizando toda la carta de chantaje con España: la inmigración, la droga, la soberanía sobre Ceuta y Melilla. Pero España debe responder con firmeza y contundencia. Marruecos solo cede con la presión", ha subrayado, recordando que el Gobierno de José María Aznar respondió "con fuerza y contundencia" en la isla del Perejil. "Marruecos tuvo que retirarse. Mientras España siga cediendo al chantaje de Marruecos siempre va a estar sometida a lo que dicte Marruecos", ha avisado.

El dirigente saharaui ha criticado "la tentativa de agilizar la firma de estos acuerdos" con Marruecos ahora que el enviado especial de la ONU, Horst Köhler, ha convocado una nueva ronda de negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos el 5 y 6 de diciembre en Ginebra.



"El mensaje de los europeos es decir a Köhler que tome en consideración que Marruecos está ahí, aunque ocupe ilegalmente el Sáhara occidental, que le pertenece tener que gestionar todos los asuntos del Sáhara occidental", ha lamentado, criticando que "Europa en vez de ayudar, asistir, de favorecer, está tratando de obstaculizar toda esta dinámica" y con ello ayuda a que Marruecos mantenga su "posición de intransigencia y negatividad" para resolver el conflicto y avanzar en el referéndum de autodeterminación al que tiene derecho el pueblo saharaui.