El Parlamento Europeo investiga a eurodiputados por su vinculación "ilegal" con una Fundación marroquí en Bruselas.


Bruselas, 28 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay./ECS. 

Antonio Tajani presidente del Parlamento Europeo/ agencias 

Acuerdo de pesca UE-Marruecos

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha sido invitado ayer oficialmente a investigar una posible violación del código de conducta por parte de los eurodiputados en el campo del cabildeo marroquí.

Un gabinete de varios eurodiputados europeos tiene vínculos con la ONG EuroMedA, que lleva a cabo actividades directamente relacionadas con Marruecos en el Parlamento Europeo, incluidos los eventos públicos. El director gerente de H + K Strategies, Alain Berger, es de hecho el co-fundador de EuroMedA, de la que actualmente es secretario general.

La solicitud fue enviada este martes 27 de noviembre por el Copresidente de Green Group, Philippe Lamberts. En su carta, Lamberets le pide a Tajani que remita el caso de la Fundación EuromedA a una junta de supervisión interna llamada "Comité Asesor sobre Conducta de los Miembros del Parlamento Europeo".

Lamberts dijo también que la información revelada por el digital EUobserver, bajo titular: "Marruecos presiona a la UE para su reclamación sobre el Sáhara Occidental", justifica medidas adicionales contra varios diputados, considerando sus estrechos lazos con políticos marroquíes, respecto al acuerdo de pesca UE-Marruecos, una "violación de la política del europarlamento".

Euroobserver expuso cómo los eurodiputados habían establecido una fundación junto con ex ministros del régimen marroquí en la firma de lobby Hill + Knowlton Strategies, a unos 150 metros del Parlamento Europeo. Los mismos eurodiputados también están implicados un controvertido acuerdo comercial de la UE con Marruecos, que tendrá lugar en la votación plenaria del Parlamento Europeo en enero de 2019.

Tres de los eurodiputados de la fundación EuromedA habían presentado colectivamente una enmienda al pacto.

La fundación, conocida como EuroMeda, no figura en el registro de presión de la UE.


Los eurodiputados señalados para la investigación interna incluyen al socialista francés Gilles Pargneaux, a la liberal francesa Patricia Lalonde, a la centro-derecha rumana Romona Manescu y a la liberal belga Frederique Ries.

Pargneaux había revelado a Eurobserver que la fundación fue idea suya. Lalonde también es el principal eurodiputado en la redacción del informe sobre el acuerdo comercial, cuyas opiniones ayudarán a dar forma a la posición final del parlamento sobre la ratificación de dicho acuerdo.

EuroMeda había organizado anteriormente eventos dentro del Parlamento Europeo, junto con un grupo de expertos financiados por la compañía petroquímica y minerales de Marruecos, el Grupo OCP.

"Hasta la fecha de hoy, ninguno de los eurodiputados imputados anteriormente parece haber revelado su participación en esta Fundación dentro de sus declaraciones de intereses financieros", dijo Lambert en su carta.

Y añadió que los eurodiputados estaban obligados a hacerlo bajo las normas del código de conducta del parlamento Europeo.

Las reglas dicen que los eurodiputados deben declarar su membresía en cualquier junta o comité de compañías, organizaciones no gubernamentales, asociaciones u otros organismos establecidos.

Lamberts también señaló que Lalonde no había revelado su relación con la fundación mientras hablaba en varios órganos del parlamento, incluso en el comité de comercio internacional y el comité de asuntos exteriores.

Las reglas del código de conducta requieren que los relatores como Lalonde divulguen, antes de hablar, "cualquier conflicto de intereses real o potencial en relación con el asunto en cuestión".

Lamberts llegó a la misma conclusión en Pargneaux, dada su posición como coautor del informe comercial UE-Marruecos en nombre del grupo socialista.