Marruecos, "molesto" por la participación de la mujer saharaui en las negociaciones de Ginebra.


Madrid, 29 noviembre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Lehbib Abdelhay/ECS.


● Difunden una carta que desacredita y resta credibilidad a la participación de la mujer saharaui en la reunión de Ginebra.


Mujeres saharauis en los campamentos durante protesta por los Presospolíticos de Gdeim Izik 

Para los próximos días 5 y 6 de diciembre de 2018, está prevista una primera ronda de negociaciones entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos, con la asistencia de Mauritania y Argelia, en su calidad de países observadores.

Por lo que respecta a la composición de las delegaciones, el Polisario, es el único que incorpora una mujer en su delegación negociadora. Y queriendo, Marruecos y sus secuaces, aguarle la fiesta o restarle mérito al hecho, sueltan el lastre de sus cachorros para que generen confusión sobre esta cuestión.

Está circulando una carta, vía Whatsap, que pide a las mujeres saharauis, la adhesión para hacerla llegar al Enviado Personal del Secretario General de NNUU, el Sr. Hörst Kohler. Sin embargo, la carta no es más que un intento inútil de generar confusión y desviar la atención del verdadero fin de las negociaciones: el derecho inalienable del pueblo saharaui a autodeterminación y la independencia.

El texto, infame texto, cita a Marruecos, en cuatro ocasiones. Y en todas, aparece reflejado como parte. No hay ni una sola mención a Marruecos como agresor, como ocupante, como culpable de todos los males que sufren las mujeres y, también, los hombres saharauis. Llama poderosamente la atención que los autores de semejante panfleto se hayan ocultado. Porqué se ocultan? Si quieren participar en las negociaciones, cómo lo van a conseguir ocultando su rostro? Si el panfleto, es en nombre de las mujeres saharauis, en nombre de qué organización, en concreto, de mujeres saharauis? O son algo independiente de las organizaciones de mujeres saharauis?

Hemos recabado la opinión de las organizaciones de mujeres saharauis y todas ignoran el origen de este entuerto y lo rechazan frontalmente. He, aquí, algunos párrafos de ese mejunje verbal con el que pretenden confundir a la opinión pública. También, en negrita, comentamos algunas ideas de esa carta:

"Las mujeres saharauis queremos expresar nuestra voluntad y compromiso de trabajar de forma activa y directa por la paz y por un acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto saharaui y a la dramática situación de refugio prolongado mediante la presente carta"
. ((El Frente Polisario, en tanto que representante legítimo del pueblo saharaui, no puede renunciar al derecho que le reconoce la legalidad internacional para luchar, por cualquier medio, para alcanzar la libertad y la independencia. Y, en aras de salvaguardar ese sagrado deber, llama a todos los saharauis, mujeres y hombres, para luchar contra la ocupación. El objetivo, pues, no es poner fin al conflicto ni la, no tan, dramática situación de refugio, sino el cese de la ocupación)).

"Resolución del Consejo de Seguridad 1325 de 31 de octubre de 2000". ((El Polisario aplaude esta Resolución y comulga con su espíritu, pero es de recodar que esa Resolución se dirige a los Estados. Son los Estados quienes deben cumplirla. El Polisario es un Movimiento de Liberación Nacional y, aunque comulgue con el espíritu de esa Resolución, antes de imponerle obligaciones como si de un Estado se tratara, recuerda que sería más oportuno reconocerle derechos, es decir, reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática y, luego, exigir lo que ordene esa o cualquier otra resolución)).
"Queremos recordar, en primer lugar, que las mujeres hemos sido y seguimos siendo las principales víctimas de una guerra, de un conflicto político y de un desastre humanitario al que en gran medida hemos sido arrastradas".((Arrastradas por quién? Por qué omitir el nombre de Marruecos como el culpable de todo esto? Por qué omitir el hecho de la ocupación? Es preciso recordar que la ocupación afecta por igual a todos los saharauis, sin ninguna distinción. No es pues la guerra ni el conflicto ni, tampoco, la situación humanitaria, para nada desastrosa, la que ha convertido en víctimas a las mujeres y a los hombres, no. Es la ocupación ilegal de Marruecos)).

"Miles de mujeres saharauis y marroquíes hemos sufrido la pérdida, las heridas o mutilaciones de nuestros seres queridos". ((poner en el mismo saco a las víctimas con el agresor, es un vano intento de ocultar al agresor en el paisaje norteafricano)). 

"Debido a las consecuencias de la guerra, el exilio, la ocupación y el refugio prolongado hemos sufrido la falta de oportunidades sociales y económicas, que en muchos casos conducen a la exclusión y la pobreza." ((todo el pueblo saharaui está siendo privado de sus derechos fundamentales, como consecuencia de la ocupación. Es decir, mujeres, hombres, pequeños y grandes, están y estarán privados de sus derechos mientras dure la ocupación. El napalm y el fósforo blanco no distinguen entre sexos ni entre seres vivos o inertes )).

"Con frecuencia se han producido actos de violencia y agresiones impunes contra las mujeres saharauis que participan en manifestaciones o protestas pacíficas en el territorio bajo control de Marruecos." ((Qué es eso de bajo control de Marruecos? Por qué no se dice claramente, bajo ocupación ilegal de Marruecos?? Por qué ahorrarle, a Marruecos, el calificativo de Ocupante??)).

"También en los campamentos de refugiados saharauis, en territorio argelino, la larga duración y pervivencia del conflicto es hoy el principal obstáculo que mantiene suspendida en el tiempo la lucha de las mujeres por sus derechos civiles y la igualdad de oportunidades personales, sociales y económicas, que injusta e inoportunamente, siempre se nos dice que deben quedar supeditadas a la solución definitiva del conflicto." ((Por arte de magia, Marruecos, ha dejado de ser el principal obstáculo que impide el disfrute, por parte de las mujeres, de sus derechos civiles y la igualdad de oportunidades, etc., etc., etc., Ya no es Marruecos, no. Ahora, es algo que se llama “la larga duración y pervivencia del conflicto. Todo sea con tal de no mencionar a Marruecos y su acto de agresión contra el pueblo saharaui)).

"Por las razones presentadas en esta carta, solicitamos formalmente al Enviado Personal del Secretario General de Naciones Unidas para el Sahara Occidental y a los delegados de los países participantes en la mesa redonda que se adopten las medidas necesarias que hagan posible la participación directa de las mujeres en las reuniones, y que se articulen encuentros paralelos de mujeres saharauis y marroquíes, así como del resto de los países vecinos para trabajar conjuntamente en iniciativas y medidas para el restablecimiento de la confianza, la protección necesaria para que no se produzca ningún tipo de violencia sobre las mujeres, la mejora de las condiciones de vida, la igualdad, el libre ejercicio de los derechos fundamentales, el compromiso con los valores de la democracia, la promoción de la educación en una cultura de no violencia en la infancia, y para la consecución de una paz duradera, que afiance la seguridad de la región", continúa la carta difundida por individuos en la aplicación de mensajería de whatsap.

((Antes de que estas personas pensaran en la idea de la participación femenina en las negociaciones, el Polisario, había anunciado públicamente, la lista de los miembros de la delegación negociadora, que incluye a la Secretaria General de la Unión Nacional de Mujeres Saharaui. Si alguien reclama su participación, al margen del Polisario, está en su derecho de pedírselo a la ONU, pero el Polisario no se da por aludido. 
Se pide también, que se articulen encuentros paralelos entre mujeres saharauis y marroquíes, así como del resto de los países vecinos. Y la pregunta es: porqué incluir a las mujeres de los países vecinos en esos encuentros? Más aún, porqué excluir a los hombres, los jóvenes, los representantes de la cultura, etc., etc., de esos encuentros??)).

Al fin y al cabo, la ocupación marroquí afecta por igual a todos los saharauis, con independencia de su sexo. Constituye un auténtico insulto, a nuestra inteligencia, reclamar cualesquiera derechos sin señalar quién es el obstáculo.