Tokio: La RASD impone su presencia y Marruecos abandona trasquilado.


Redacción ECS/ Japón.




Tokyo, 06 Octubre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).


● Japón afirmó, en una nota, que sin la RASD no habrá conferencia de asociación con África. 





Ayer, 05 de octubre, Japón se negó a autorgar credenciales a la delegación de la República Saharaui participante en la séptima conferencia UA-Japón y los organizadores no pusieron su placa con el nombre del país como para los demás Estados Miembros. La Presidenta del Comité de los Representantes Permanentes (COREP) se negó a proceder a la apertura de la reunión que tenía que preparar los documentos para la reunión ministerial prevista para el día de hoy.




La reunión de expertos al mrgen de la 7ª Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD), se ha cancelado ayer tras un incidente perpetrado por la delegación marroquí participante en ese foro internacional donde la RASD toma parte del mismo. Se pospuso por la insistencia marroquí de excluir a la República Saharaui.

"Desde esta mañana, 06 de octubre, las negociaciones y tractaciones continuaron entre la Comisión y Los japoneses", informa fuente diplomática saharaui desde Tokio. Los marroquíes llegaron a estas reuniones preparatorias con una gran delegación dirigida por el ministro delegado para los asuntos africanos.




La posición de la RASD es participar con todas las atribuciones y los privilegios como todos los demás Estados miembros. "Si Japón no accede a esta exigencia, la Conferencia se anulará o es reporogamada", afirma un miembro de la delegación saharaui desde Tokio.

Las negociaciones y tractaciones avanzan hacia una solución que no agrade a varios países pero finalmente puede que sea la única salida y que es: -Acreditación de todas las Delegaciones de la Unión Africana. -No habrá nombres de los países no placas en la sala, es decir 55 mesas para 55 delegaciones.
Finalmente el país anfitrión afirmó que no habrá reunión sin la RepúblicaÁrabe Saharaui Democrática y recibirá el idéntico trato como todas las demás delegación africanas.