Mohamed VI y Yassine Mansouri tuvieron una crisis. Y gorda.


París, 07 Octubre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).




Redacción/ECS.



Yassine Mansouri en una  mezquita en Marruecos/ agencias. 


El digital francés AfricaInteligence, cercano a los servicios secretos franceses, dedica gran parte de sus publicaciones de esta semana a la crisis entre el rey de Marruecos, Mohamed VI, y el jefe de sus servicios Secrtos, Yassine Mansouri. Bajo el titular "La ausencia del rey y la enfermedad de Fouad Ali El Himma ensombrecen Marruecos", la publicación ofrece datos íntimos de la propia vida del monarca y su relación con sus consejeros especiales, así cómo gobierna el tirano el país a distancia, a través de un auricular, desde fuera.




Incluso la publicación cuenta alguna anécdota y datos que no se conocían públicamente sobre la relación entre Yassine Mansouri y Mohamed VI hasta ahora. Como la enfermedad de su principal consejero poco antes de viajar a Emiratos Árabes Unidos el pasado mes de septiembre así como la relación del Rey con su familia. Fue notable la ausencia de El Himma, al que el protal francés lo define como "materia gris del rey", Fouad, parece que es la única persona que coordina entre el jefe de los servicios secretos marroquíes y Mohamed VI, señala la publicación.

Fouad Ali El Himma; consejero especial de Mohamed VI, ha sido sometido a una complicada cirugía el verano pasado en una clínica en Francia, pero ahora se está recuperando lentamente. El rotativo francés, que emite en inglés y francés, señaló que el Consejero del rey apareció solo una vez entre junio y octubre junto con el monarca, durante la visita de Mohamed VI a los Emiratos Árabes Unidos el pasado 10 de septiembre. "El propósito de esta nueva y extraña aparición es para eliminar los temores sobre el estado grave de su salud", añade.




Más de 4 meses fuera de Marruecos.


El digital francés explica que los asesores del rey ya no pueden contactarlo, incluidos los dignatarios, como el ex ministro de Relaciones Exteriores Taieb Fassi Fihri, e incluso Yassine Mansouri, jefe de la Oficina de Estudios y Documentos (DGED). La mayor agencia de espionaje del país.

Africa Inteligence agregó que "Mansouri se quejó, en varias ocasiones, ya que sus cartas (Top Secret) que envía al Rey, siempre a través de Fouad Ali El Himma, no llegan nunca al monarca". Los hermanos y hermanas del rey apenas pueden llamar su atención, a excepción de su hermana, la princesa Lalla Maryam, cuya influencia creció después del divorcio del rey de la princesa Lalla Salma su gran rival". "Fouad Ali El Hamma no puede compensar de ninguna manera la ausencia del rey", dijo muy cabreado Mansouri.

Los viajes privados de Mohamed VI se han vuelto cada vez más largos y desde principios de este año ha pasado más de 100 días fuera de Marruecos, de acuerdo con el digital francés. Y añade "Tal vez más que eso, de hecho, nadie pudo calcular el número exacto de viajes realizados por el rey entre Rabat y su residencia en el área de Bates, en las afueras de París, en Francia".




Después de que en menos de una semana salieran a la luz las afirmaciones de Mansouri —tras su crisis con El Himma— que no entregaba sus comunicados secretos al rey, el jefe de los servicios secretos de Marruecos sufría una presión cada vez mayor para que actuara. Y al fin lo ha hecho. Actuación que ha creado una brecha entre L'DGED y el Palacio Real que en cualquier momento podría estallar.

Palabras tan gruesas no se han oído estos días solo en la prensa o en las áreas políticas. Un hombre tan cercano a Mohamed VI como el jefe de L'DGED, su compañero de estudios, se explayó. El hombre empezó a recordarle que gracias a la cooperación entre los servicios secretos y el Palacio Real, Marruecos había podido hacer frente a numerosas amenazas. Concluyó.