Más de 30 organizaciones intencionales de DDHH dirigen carta al Consejo de Seguridad de la ONU sobre Sáhara.


Las Palmas de Gran Canaria, 12 Octubre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).

Por Mariam Jawda Mouloud/ ECS. 






Helicóptero de la Minurso/ AFP 


El Forum de Acción para el Sahara Occidental (FASO)
, formado por representantes de organizaciones de derechos humanos, personas de la sociedad civil y grupos de solidaridad de todo el mundo, ha dirigido una carta abierta al Consejo de Seguridad de la ONU, en la que expresan su firme convicción de que el status quo en el Sahara Occidental es inaceptable.



Instan al Consejo a cumplir con su mandato y que debe alentar a ambas partes del conflicto saharauis para que acepten las invitaciones del Enviado Personal del Secretario General para el Sahara Occidental, Horst Kohl para entablar negociaciones que impulsaran el proceso político de la ONU hacia una solución aceptable que permitiría al pueblo saharaui ejercer su derecho a la libre determinación.

El derecho a la libre determinación está consagrado en la Carta de las Naciones Unidas y es la base sobre la cual se construyó la misión de MINURSO, y es este derecho de libre determinación es el que la ONU no ha podido brindar al pueblo saharaui hasta hoy en dia. El hecho de que el Consejo de Seguridad no haya impulsado el proceso político y presionado a Marruecos para que actúe de buena fe ha permitido un callejón sin salida político en el Sáhara Occidental que empaña la reputación y la credibilidad de las Naciones Unidas y sus misiones de paz, afirman en el escrito.



El FASO ha recordado en dicho escrito que la población saharaui se encuentra dividida en dos partes desde hace más de 43 años. Por un lado, se encuentra viviendo en campos de refugiados en un inhóspito desierto y la otra parte vive bajo la brutal ocupación marroquí donde se les priva de derechos básicos y oportunidades. Afirma que la situación se ha hecho insostenible y advierten al Consejo de Seguridad de que un nuevo fracaso en las negociaciones pondrá en grave peligro la paz y la estabilidad de la región.

Esta carta fue firmada por más de una treintena de organizaciones internacionales de apoyo a la causa saharaui.