El Primer Ministro Saharaui inaugura Artifariti 2018.


Chahid Alhafed, 31 Octubre de 2018. -(El Confidencial Saharaui).







El Primer Ministro saharaui, Mohamed El Wali Akei, inaugura hoy en la Escuela Saharaui de Artes ARTifariti 2018 que, después de cinco ediciones con sede en los campamentos saharauis, regresa a los territorios liberados. Allí, en la localidad de Tifariti, nació en 2007 como los Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sáhara Occidental para visibilizar a través de arte los muros de opresión que esclavizan al mundo, entre ellos el denominado Muro de la Vergüenza que segrega el territorio saharaui en dos zonas y que fue construido en los años 80 por Marruecos.

La pasada noche en los campamentos saharauis se encontraron con artistas locales, colegas de diferentes partes del mundo, en concreto de Argelia, Colombia, Estados Unidos, España, Italia, México, Mozambique y Tanzania. Durante diez días este colectivo de artistas contemporáneos desarrollará proyectos diversos, con propuestas de arterealidad, arte acción, videoarte, rap e intercambio musical, fotografía, instalaciones, pintura mural, producción de cometas, alquimia espiritual… un laboratorio colaborativo que auna prácticas artísticas y derechos humanos con un objetivo de incidir en la transformación social hacia un modo de vida inclusivo, ecosostenible y a escala humana.



El jueves una caravana de 100 personas viajará hacia Tifariti, donde podrán conocer en profundidad la cultura saharaui a través de su convivencia con las familias nómadas. Vivirán en un campamento que se ha denominado “Frig de la Resistencia” desde donde difundirán por internet esta experiencia a través de acciones, performance, dibujos, videos… Estas piezas artísticas construirán un documento visual #resistenciaculturalsaharaui que se entregará a la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los derechos culturales, denunciando el proceso de aculturación que sufre el Pueblo Saharaui en las zonas ocupadas por parte del régimen de ocupación marroquí que modifica sus nombres para borrar sus identidad o le prohíbe montar sus tradicionales jaimas.